Programa de Gobierno en Urbanismo, Tráfico y Vivienda Sostenibles

íNDICE: INTRODUCCIÓN – 1. PLANIFICACIÓN URBANA – 2. DOS HERMANAS, UNA CIUDAD INTEGRADORA – 3. UNA DOS HERMANAS SOCIALMENTE SOSTENIBLE – 4. UNA DOS HERMANAS ACCESIBLE Y LIMPIA – 4.1. Por un modelo de desarrollo justo y sostenible – 4.2. Propuestas para un cambio de modelo – 4.2.1. La Agenda 21 Local como marco estratégico. La participación ciudadana como valor – 4.2.2. Una polí­tica activa frente al cambio climático y por la mejora de calidad del aire – 4.2.3. Protección de los recursos hí­dricos superficiales y subterráneos – 4.2.4. Energí­a – 4.2.5. Gestión de residuos – 4.2.6. Zonas verdes – 4.2.7. Urbanizaciones ilegales – 4.2.8. Ví­as pecuarias – 5.- DOS HERMANAS, UNA CIUDAD TRANSITABLE – 5.1. Tráfico – 5.2. El ferrocarril a su paso por la ciudad – 5.3. El metro – 6. DOS HERMANAS, UNA CIUDAD ECONÓMICAMENTE SOSTENIBLE – 7. DOS HERMANAS, CIUDAD HABITABLE: LA VIVIENDA, UN DERECHO BíSICO – 7.1. Principios generales – 7.2. Propuestas de Izquierda Unida para facilitar el acceso a la vivienda – 7.3. Patronato Municipal de la Vivienda

INTRODUCCIÓN

El modelo de ciudad imperante, muy particularmente en Dos Hermanas, desarrolla un proyecto urbano en el que priman los intereses económicos y financieros frente a la redistribución social de la riqueza, la urbanización desbocada y el desarrollismo feroz, que segrega la población con grandes sectores desfavorecidos y que limita y a veces pretende hacer desaparecer los espacios de propiedad colectiva, que son los que definen la ciudad como espacio de convivencia ciudadana.

Frente a este modelo depredador Izquierda Unida defiende un giro radical en la evolución de Dos Hermanas, recuperándola como un conjunto complejo, como un proyecto de libertad, solidaridad y responsabilidad ecológica.

Reclamamos un modelo de ciudad para los ciudadanos y ciudadanas, en la que se garantice su calidad de vida, su libertad y el ejercicio de sus derechos desde la corresponsabilidad y la sostenibilidad.

Izquierda Unida concibe la ciudad de un modo integral. La ciudad es el marco en el que se desarrolla la vida social, donde se genera la convivencia entre las personas. Por ello apostamos por una Dos Hermanas equilibrada, planificada para la vida social, diseñada de forma participada y con criterios de sostenibilidad social, económica y ambiental.

Vivimos en un mundo de ciudades, en un mundo globalizado en el que las ciudades son la expresión de lo particular, el ámbito de las personas.

No obstante, en España hoy dí­a nos encontramos ante un momento complicado para quienes creemos en la autonomí­a de los gobiernos locales, en el incremento de las competencias para los Ayuntamientos y en la importancia del papel de las ciudades en el futuro humano. Los casos puntuales de corrupción como el de Marbella, aunque dramático por su calado, están generando una creciente desconfianza de la ciudadaní­a hacia la polí­tica en general y hacia la polí­tica local en particular. A diferencia de lo que parece indicar por generalización este caso, la realidad, los datos objetivos, definen a la institución municipal como la que mejor y con mayor eficacia gestiona los fondos públicos y la forma de gobierno más valorada por la ciudadaní­a. Como consecuencia de la coyuntura, hoy hablar de urbanismo genera falta de credibilidad. La sostenibilidad, la transparencia y la participación ciudadana son la mejor garantí­a contra la especulación y la corrupción.

Pero hablar de urbanismo y hablar de planificación urbana es imprescindible si queremos apostar por otro modelo de ciudad. Y esa es la apuesta clara de Izquierda Unida. Es imprescindible tratar la ciudad desde la globalidad, desde la idea de modificar o crear espacios que posibiliten una vida mejor a la gente. Queremos contribuir con la gente a hacer una Dos Hermanas más habitable, más humana, integradora, favorecedora de la convivencia y que haga posible la inclusión social.

No olvidamos tampoco que Dos Hermanas está en un entorno más amplio y tiene obligaciones solidarias con Andalucí­a, con el Estado y con el mundo. Por ello en la planificación urbana, en el diseño de la ciudad, también tendremos en cuenta aquellos factores que puedan afectar a municipios vecinos o que colaboren en la generación de un mundo más solidario, más limpio y más vivible. La apuesta por la sostenibilidad ambiental, no sólo en lo referente al entorno cercano, sino en todo aquello que signifique procurar un mundo con mejor futuro para la humanidad será una de las prioridades polí­ticas a aplicar por Izquierda Unida.

Las propuestas que a continuación avanzaremos no suponen algo utópico ni irrealizable; están basadas en experiencias previas de gestión y pueden visualizarse en los municipios que están siendo gobernados por Izquierda Unida.

1. PLANIFICACIÓN URBANA

Izquierda Unida concibe la planificación urbana encaminada hacia la sostenibilidad social, territorial, económica y ambiental, como enfoque supramunicipal que debe perseguir el reequilibrio territorial, niveles de codecisión y objetivos de preservación y conservación del medio natural para lo que hay que avanzar en planes de carácter metropolitano, catálogos de patrimonios naturales, etc.

Utilizar los instrumento del planeamiento urbano para definir la mejor ciudad posible para las personas es imprescindible. Para planificar hay siempre que partir de un análisis crí­tico de la realidad que queremos transformar para mejorarla. Dependiendo de las caracterí­sticas del espacio, de su í­ndice de ocupación o del estado de su desarrollo habrá que realizar un trabajo encaminado a la reforma, a la expansión, o mixto.

A pesar de que tanto la Ley del Suelo estatal como la andaluza no responden a los criterios de Izquierda Unida, planteamos aprovecharlas al lí­mite para transformar Dos Hermanas respondiendo a los siguientes criterios:

* Procurar la recuperación de los centros urbanos, tanto del núcleo principal como de Montequinto, extendiendo al máximo la peatonalización de los mismos, desarrollando polí­ticas de rehabilitación de viviendas antiguas desde la perspectiva pública y favoreciendo el rejuvenecimiento poblacional de los mismos.

* Lograr un alto estándar de suelo dotacional público, tanto en los nuevos suelos que se desarrollen, como en los planes de reforma de zonas consolidadas, utilizando en este último caso la expropiación si fuese necesaria.

* Superar los porcentajes definidos por la vigente Ley del Suelo de aprovechamientos lucrativos para los Ayuntamientos con el fin de patrimonializar las ciudades, poder desarrollar polí­ticas de vivienda y financiar los equipamientos.

* Definir un desarrollo urbano equilibrado. No todo tiene que ser vivienda, ni siquiera vivienda y equipamiento, sino que hay que procurar una ciudad también para trabajar. El desarrollo productivo debe ser paralelo y complementario al urbano.

* Equilibrar territorialmente Dos Hermanas, tanto en la ubicación del equipamiento social, como de las zonas verdes, la distribución de las viviendas sociales, la ubicación del comercio y de las zonas industriales, el desarrollo de los transportes y el diseño de las ví­as de comunicación. Es imprescindible huir del modelo de ciudad rica-ciudad pobre. Para ello hay que repartir los beneficios y las afecciones de forma equilibrada entre los distintos barrios de la ciudad.

* Colaborar con un mundo de futuro viable mediante la promoción del ahorro energético, del bajo consumo de agua, de la potenciación del transporte público, del avance hacia ví­as de comunicación alternativas, etc.

* Pensar la ciudad para quienes tienen mayores dificultades de autonomí­a personal: para las personas discapacitadas, para la infancia, para las personas mayores y para las mujeres.

* Diseñar la ciudad pensando en su mantenimiento futuro, teniendo en cuenta que las personas de mañana tendrán que sostener económicamente la ciudad que definamos hoy. Hay que huir del electoralismo y diseñar la Dos Hermanas posible.

2. DOS HERMANAS, UNA CIUDAD INTEGRADORA

La ciudad habitable, la ciudad sin exclusiones, la ciudad para las personas, la ciudad de todas y de todos no sólo es posible, sino que es la única opción que nos queda para transformar el mundo. Esta transformación sólo es posible desde abajo, desde los barrios, desde las ciudades; es decir, de abajo hacia arriba. Apostaremos por:

* La ciudad de las niñas y de los niños. Aunque los menores no tengan derecho al voto, hay que definir los nuevos modelos urbanos pensando en ellos. La ciudad debe ser segura, debe posibilitar que los menores acudan solos al colegio, a los lugares para desarrollar su ocio. Para ello hay que definir un entramado urbano solidario, pensado en las personas que va a pie y no en el coche privado, así­ como procurar el “acompañamiento” de las personas adultas a los menores. También proponemos pensar los parques y las plazas no sólo para la infancia, sino con la infancia.

* La ciudad de las personas mayores. Que tenga en cuenta la movilidad reducida, que defina espacios de ocio adecuado para ellas y para ellos. Que aproveche su experiencia y su bagaje cultural como elemento solidario con el resto de la población.

* La ciudad para las personas discapacitadas. Aceras anchas, libres de obstáculos, pasos peatonales al nivel de las aceras, zonas verdes accesibles; en definitiva, una Dos Hermanas pensada en todo tipo de personas que no privilegie el tráfico rodado. También apostamos por feminizar la ciudad, por hacer una Dos Hermanas educadora, saludable y solidaria.

3. UNA DOS HERMANAS SOCIALMENTE SOSTENIBLE

Para Izquierda Unida, los poderes públicos han de intervenir con el objetivo primordial de contrarrestar los perniciosos efectos del mercado. La redistribución de la riqueza es la única forma de hacerlo.

Si bien es sabido la escasa influencia que pueden desarrollar los Gobiernos locales para lograr ese objetivo, sí­ son importantes las acciones concretas a efectuar a pesar de que las competencias básicas en los servicios públicos básicos residen en las Comunidades Autónomas, así­ como la capacidad de definir el modelo impositivo en el Gobierno central.

La contradicción entre centro y periferia, entre zonas muy atendidas y zonas desatendidas, también se produce en el marco del propio municipio. Entre el núcleo urbano central y los distritos periféricos como Montequinto y, especialmente, Fuente del Rey, se produce una evidente descompensación de atención municipal. Así­ mismo, entre el centro urbano y entre los propios barrios como Ibarburu, Montecillos, Consolación, etc., también existe una clara descompensación de la atención municipal.

La polí­tica más justa debe basarse en la acción positiva, que requiere una mayor atención a quien menos tiene, en todos los aspectos de mejora de condiciones de vida: mantenimiento, limpieza, arreglos, mobiliario urbano, actividades, instalaciones, etc..

La forma de superar los desequilibrios pasa por darle protagonismo a cada territorio, con medios de participación, como las Juntas de Distritos, que permitan el desarrollo de la personalidad de cada ámbito de convivencia.

Es preciso, por lo tanto, la elaboración de Planes Integrales, de superación de desequilibrios y de atención preferente a los barrios con más necesidades. Este Plan será uno de los puntos prioritarios dentro de la Agenda 21.

Para avanzar hacia la sostenibilidad social es imprescindible la intervención pública desde la planificación urbana en:

* Apostar por la construcción en vertical como el modelo más social y ecológicamente sostenible. Es necesario volver a los principios originarios del planeamiento urbaní­stico de cara a evitar la dispersión de Dos Hermanas, que multiplica la necesidad de desplazamientos y dificulta el acceso a equipamientos y servicios públicos. En ningún caso, Izquierda Unida puede primar el modelo de segunda residencia mientras sigan existiendo extraordinarias dificultades para garantizar el derecho constitucional a disfrutar de una vivienda.

* Reservar los suelos necesarios para los futuros equipamientos educativos, sanitarios, sociales, culturales y verdes, situándolos en las zonas de mayor calidad y distribuyéndolos equilibradamente entre los distintos barrios de Dos Hermanas, usando el poder de planificación para mejorar esas dotaciones en las zonas periféricas y de mayores necesidades sociales.

* Imponer como obligaciones urbaní­sticas en todas las acciones de planeamiento la ejecución de los viarios, de las zonas verdes y de los sistemas generales atendiendo al criterio de equilibrio territorial.

* Repartir los suelos destinados a viviendas públicas de forma equilibrada. Hacerse, además, con suelo para la promoción pública de vivienda es la única forma que tiene un Ayuntamiento para poder promocionar viviendas para sus ciudadanos y ciudadanas.

* Planificar una Dos Hermanas que posibilite la convivencia, mezclando las distintas tipologí­as de viviendas, definiendo zonas comerciales de proximidad, desarrollando plazas públicas y corredores verdes, anteponiendo los derechos la persona que va a pié a los de los automóviles, etc.

4. UNA DOS HERMANAS ACCESIBLE Y LIMPIA

En febrero de 2006, las cinco organizaciones ecologistas más relevantes en nuestro paí­s denunciaban que la actuación de los ministerios de Industria, Agricultura y Fomento arrastra a nuestro Estado a la insostenibilidad y al incumplimiento del protocolo de Kioto.

En el informe titulado Un programa para la Tierra, Greenpeace, Ecologistas en Acción, SEO/Birdlife, Amigos de la Tierra y WWF/Adena, analizaban el grado de cumplimiento del programa electoral del PSOE para esta legislatura, concluyendo que el Gobierno de Zapatero suspende en la gestión de la polí­tica medioambiental, adoleciendo de un compromiso serio en la lucha contra el cambio climático.

La insostenibilidad del modelo se concreta básicamente en una falta absoluta de criterios conservacionistas y sociales en la ordenación del territorio, un crecimiento desmesurado del uso de fuentes energéticas sucias, no renovables y con elevado riesgo para la salud, y el desarrollo de una red de infraestructuras que desarticula las relaciones sociales y cuartea el territorio, terminando con ecosistemas únicos en Europa. En definitiva, asistimos a un proceso generalizado de ocupación del entorno que no sólo va en la dirección contraria a todas las recomendaciones y compromisos internacionales para preservar el medio natural y la salud, sino que demuestra una absoluta falta de respeto a una multitud de medidas protectoras del medio natural que ya existen y cuyo cumplimiento deja mucho que desear (Kioto, Red Natura 2000, Directiva Hábitat, etc.).

Sin embargo, es en el plano local y autonómico donde se pueden mejorar las polí­ticas de gestión medioambiental, o bien al contrario, como ocurre en multitud de municipios, empeorar con polí­ticas depredadoras del medio y ocupadoras al máximo del espacio.

Por ello, la presencia de Izquierda Unida en los Gobiernos y Parlamentos Autonómicos, así­ como en los entes locales, es imprescindible para impulsar programas de planificación en la ordenación del territorio y en la conservación de los espacios naturales, así­ como la promoción de energí­as renovables y una gestión sostenible de los residuos.

En un contexto de baja movilización social desde las elecciones del 14-M, los conflictos con raí­z ecológica están a la cabeza de la reclamación de otro mundo posible: La movilización por la reducción de los gases de efecto invernadero, la calidad del aire y la disminución del consumo energético que mantiene la Coordinadora Estatal en Defensa del Ferrocarril Público; la movilización por el uso de las energí­as renovables, el cierre de las centrales nucleares de Zorita y Garoña, el programa de cierre de todas las centrales nucleares, la proliferación de centrales térmicas de ciclo combinado y los tendidos de alta tensión; la movilización en defensa del territorio que realizan numerosas plataformas sociales; la movilización por la producción y el consumo alimentarios sanos; la movilización por el aire limpio y contra la incineración de residuos; etc.

Esta situación de movilización ciudadana por causas ambientales, demuestra que ha crecido la sensibilidad ecologista en la sociedad española, pero también que las propuestas y reivindicaciones de Izquierda Unida encuentran respaldo no sólo entre las organizaciones ecologistas y las plataformas sociales, sino entre la ciudadaní­a preocupada por la calidad de vida y el bienestar.

Por ello, las próximas elecciones municipales son una oportunidad de acabar con esas prácticas anti-ecológicas, de caminar desde los ámbitos local y autonómico, más cercanos a la ciudadaní­a, hacia una sociedad ecológicamente sostenible y socialmente equitativa.

4.1. Por un modelo de desarrollo justo y sostenible

El concepto de sostenibilidad de Izquierda Unida se refleja en los objetivos del Programa Municipal en el terreno medioambiental:

* Garantizar la calidad de vida de las mayorí­as sociales y de las generaciones futuras en un marco de sostenibilidad. La protección, conservación y restauración del medio ambiente es garantí­a de salud y bienestar para todas las personas que hoy viven en nuestro paí­s y asegura la satisfacción de las necesidades de las generaciones venideras.

* Reorientar las actividades económicas hacia el uso sostenible de los recursos naturales, sin rebasar la capacidad regenerativa del entorno, promoviendo la producción limpia, el consumo responsable y la creación de empleo socialmente útil.

* Promover la transparencia y participación democrática en la elaboración y seguimiento de las diversas polí­ticas ambientales, económicas y sociales. Continuar promoviendo el proceso de la Agenda 21 Local, de democracia participativa en la transformación ambiental, económica y social.

* Generalizar las buenas prácticas ambientales en la gestión pública (en instalaciones, contratación, consumos, etc.).

* Fomentar la Nueva Cultura del Agua.

* Situar la movilidad sostenible como columna vertebral del sistema, dando prioridad al transporte público, limitando los desplazamientos en vehí­culo privado y potenciando los medios de transporte limpios: ferrocarril, metro, bicicleta, etc.

* Reducir la generación de residuos e impulsar la reutilización y el reciclaje fijando como horizonte el denominado “vertido cero”.

* Fomentar la educación y sensibilización ambiental en todos los sectores de la población, sobre todo entre la población infantil.

4.2. Propuestas para un cambio de modelo

4.2.1. La Agenda 21 Local como marco estratégico. La participación ciudadana como valor

Hay que exigir la coordinación estatal de las distintas Agendas 21. Izquierda Unida es consciente de lo descafeinada que es la apuesta por la Agenda 21 en Dos Hermanas, donde que se han limitado a cumplir los mí­nimos exigibles para “cumplir el expediente” y, además, no se ha tenido en cuenta la colaboración ciudadana. Izquierda Unida se compromete a que estos procesos sean tratados con la importancia que requieren y que supongan verdaderos hitos de participación ciudadana en el diseño de nuestra ciudad.

Tenemos, por tanto, como objetivo el fomento de la participación y planificación democrática relacionadas con el territorio y modelo ecológico, económico, social y cultural que se desenvuelve sobre el territorio.

Promoveremos el cálculo de la “huella ecológica”, como indicador medioambiental de sostenibilidad: magnitudes fí­sicas, geológicas, biológicas, sociales o económicas que caracterizan los diversos aspectos del estado ambiental, social y económico de una sociedad y del territorio donde se asienta, con vistas a evaluar el mayor o menor grado en que se acerca o aleja de la sostenibilidad.

Crearemos el Consejo de Medio Ambiente en Dos Hermanas, con suficiente participación de las organizaciones ecologistas, sindicales, vecinales, juveniles y cí­vicas.

4.2.2. Una polí­tica activa frente al cambio climático y por la mejora de calidad del aire

Nos comprometemos a aplicar las medidas que sean precisas en el marco de la Estrategia de la Unión Europea para Reducir las Enfermedades Relacionadas con Factores Ambientales.

Pondremos en marcha un sistema de control de las emisiones de dióxido de carbono procedentes del tráfico, control de las emisiones contaminantes del tráfico y del ozono troposférico en zonas urbanas, periurbanas y rurales.

Aplicaremos las medidas propuestas en el marco de la Estrategia de la Unión Europea para el Desarrollo Sostenible, dado su alto potencial en la eliminación del cambio climático.

En Dos Hermanas, y no sólo por cuestiones medioambientales, es esencial la promoción del transporte público colectivo.

4.2.3. Protección de los recursos hí­dricos superficiales y subterráneos

Es preciso un cambio drástico del modelo de regadí­o en las explotaciones agrí­colas para evitar el despilfarro de agua. Así­ como controlar la evolución del consumo en explotaciones agrí­colas, abastecimientos urbanos e industrias. Proponemos el establecimiento de un sistema de precios donde se repercuta el coste real de obtención del agua y se establezca un sistema de bloques, de tal manera que el precio del agua se incremente de manera exponencial con el aumento del consumo.

Dada la escasez de recursos hí­dricos que tenemos en nuestra zona, es preciso poner en marcha programas ahorro y eficiencia del uso del agua con criterios de planificación de la demanda y con participación de organizaciones económicas y sociales. Promoveremos, con estos parámetros, la reducción del consumo de agua en un 20% desde ahora hasta el año 2010, así­ como la eficiencia en la utilización del agua en el regadí­o, la reducción de las pérdidas en las redes de distribución, la reutilización de aguas residuales depuradas y la financiación a los agricultores del riego localizado.

Pondremos en marcha programas de recuperación de calidad de las aguas, así­ como un control de vertidos de origen industrial y de otras actividades económicas a través de autorizaciones especí­ficas y/o de las licencias municipales.

4.2.4. Energí­a

En Dos Hermanas estamos convencidos de que hay que incrementar el uso de las energí­as renovables, un objetivo que persigue Izquierda Unida con la meta puesta en el futuro, donde consideramos imprescindible aumentar la participación de las energí­as renovables, principalmente la energí­a solar, en el suministro de energí­a primaria hasta alcanzar el 25 por ciento en el año 2012.

También creemos en las polí­ticas de ahorro y eficiencia energética. En este mismo contexto, estamos convencidos de que es posible reducir el consumo energético en un 20 por ciento desde ahora hasta el año 2012. A nivel municipal, regularemos la instalación de alumbrado público limitando severamente el derroche de energí­a y promoviendo la eficiencia y el ahorro energético en viviendas, oficinas, transporte e industria.

A pesar de que todo indica que no va a seguir adelante el proyecto de central térmica que Sevillana Endesa querí­a instalar en el término municipal de Dos Hermanas, Izquierda Unida insiste en que el problema es global y no exclusivo de nuestra ciudad. Por ello creemos imprescindible una moratoria a la puesta en marcha de nuevas centrales térmicas, de forma que antes de autorizar la construcción de cualquier central de combustibles fósiles, deberá demostrarse que todas las alternativas de energí­as renovables están agotadas o no son suficientes.

En Izquierda Unida consideramos que las administraciones públicas no pueden promover polí­ticas de ahorro energético sin dar ejemplo. Por tanto, nos comprometemos a redactar un Programa de Ejemplaridad del Ayuntamiento de Dos Hermanas en el uso de la energí­a. El programa deberá contemplar un ahorro del 15% de energí­a en los edificios municipales con horizonte en el año 2012, y dar ejemplo del uso de la energí­a solar, extendiendo la ejecución de proyectos a los edificios públicos y centros educativos.

Se hace preciso mejorar la eficiencia en el uso de la energí­a incorporando criterios de la arquitectura bioclimática en los edificios de nueva construcción y las obras de reforma, donde se exija el máximo aprovechamiento de la energí­a solar pasiva para iluminación y climatización, y se prevea la integración arquitectónica de colectores solares térmicos y módulos fotovoltaicos.

4.2.5. Gestión de residuos

Proponemos la reducción de los residuos e impulsar la reutilización y el reciclaje tendiendo al “vertido cero”, eliminando la necesidad de los vertederos, así­ como la reducción en cantidad y peligrosidad del volumen de residuos urbanos generados, con el objetivo de alcanzar una reducción del 20 por ciento en peso para el año 2010 respecto a los datos del año 2000.

El tratamiento de los residuos deberá realizarse en zonas lo más próximas posible al lugar donde se generan, prohibiendo, a su vez, el tráfico de residuos.

Es preciso, también, aplicar polí­ticas de fomento de la reutilización, el reciclaje y el compostaje, estableciendo un objetivo de recuperación a través de estos sistemas del 60 por ciento de los residuos generados en el año 2010.

4.2.6. Zonas verdes

Otro aspecto fundamental desde el punto de vista urbaní­stico y de calidad de vida es la creación de nuevas zonas verdes y el mantenimiento de las ya existentes.

La atención a las distintas plazas y jardines de nuestra ciudad debe estar fundamentada en los siguientes elementos:

* Progresiva eliminación de las plazas cementadas.

* Creación de un Servicio Municipalizado de Mantenimiento que supondrá ahorros al Ayuntamiento, creación de empleo público y formación.

* Se tenderá a la conservación de las zonas verdes existentes, oponiéndose a la sustitución de ellas por asfalto o enlosado.

* Se penalizará y se dificultará la tala de árboles y arbustos.

* Se utilizará, en todo momento, agua no potable de los pozos públicos para el riego de las zonas verdes.

* Se creará, con carácter estable, una Escuela Municipal de Jardinerí­a.

* Creación de nuevas zonas verdes, apostando por la implantación de jardinerí­a mediterránea (con poca necesidad de agua)

4.2.7. Urbanizaciones ilegales

La aprobación del II PGOU legalizó las urbanizaciones que han ido surgiendo en los últimos años, tanto al oeste como al este del núcleo principal. Este ha sido uno de los grandes problemas del último mandato, en cuanto que la Ley, sobre la que se ha apoyado la mayorí­a actual, plantea que los costos de la regularización urbaní­stica se debe hacer a costa de los propietarios.

Desde Izquierda Unida, pensamos que contrariamente a este planteamiento, existe una responsabilidad urbaní­stica por parte del Ayuntamiento, que este no puede eludir, derivada de su incapacidad por hacer respetar con rigor, una disciplina urbaní­stica seria.

Por lo tanto, planteamos que la figura urbaní­stica a adoptar para gestionar esta regularización sea la de cooperación, mucho más ágil y rápida, dentro la que el Ayuntamiento debe asumir su responsabilidad, facilitando a los vecinos la gestión y reduciendo los costos, sin perjuicio de la mayor participación de estos en las grandes decisiones a tomar.

En este sentido, planteamos que el Ayuntamiento debe asumir la elaboración, por parte de los técnicos municipales, de los Planes de Urbanización y de los Planes Especiales de Reforma Interior de cada una de las unidades de actuación, asumiendo asimismo, con cargo a Planes Provinciales, los costos de las distintas urbanizaciones.

4.2.8. Ví­as pecuarias

Las ví­as pecuarias de Dos Hermanas presentan un lamentable estado de abandono, invasión de propiedades colindantes, accesos cerrados, etc. con la concepción de recuperación de espacio público, es preciso una actuación decidida y contundente, para recuperar las ví­as pecuarias de nuestro término municipal, eliminar las barreras para la libre circulación por ellas, ensancharlas a sus dimensiones originales, equipararlas con el mobiliario urbano preciso, impulsar una campaña de turismo ecológico para su conocimiento, aprovechamiento como circuitos deportivos, sean en bicicleta o a pie, etc…

Para ello, se deben agotar todas las posibilidades en el marco Protocolo de Intenciones firmado por la Consejerí­a de Medio Ambiente de la Junta de Andalucí­a, la Diputación Provincial de Sevilla y los Ayuntamientos de Sevilla, Los Palacios, Coria del Rí­o y Dos Hermanas, que tiene como objetivo propiciar, a través de la constitución de un órgano supramunicipal, las actuaciones necesarias para la ordenación y puesta en uso de las ví­as pecuarias que conectan el írea Metropolitana de Sevilla con la Universidad Pablo de Olavide, el Parque de la Corchuela y los municipios mencionados, así­ como con otros espacios naturales de la zona a través de ví­as pecuarias u otros espacios de similares caracterí­sticas.

4.2.9. Turismo ecológico

La combinación de un tratamiento adecuado de los espacios naturales, Cinturón Verde, Parque Municipal, Parque-Feria, Parque de Montequinto, Parque de la Corchuela, Parque de la Laguna de Fuente del Rey, Haciendas del Municipio y recuperación de las Ví­as Pecuarias, puede impulsar un planteamiento de turismo ecológico alternativo, en el marco del írea Metropolitana de Sevilla, que deberí­a verse favorecido e impulsado por el mencionado protocolo. Ello exigirí­a el estudio de un sistema hostelero de soporte, con planteamientos de economí­a social.

5.- DOS HERMANAS, UNA CIUDAD TRANSITABLE

5.1. Tráfico

Uno de los principales problemas actuales de Dos Hermanas es el tráfico. El aparcamiento y la densidad de circulación rodada han provocado que en el diseño urbano se haya tenido demasiadas veces muy en cuenta estas circunstancias. A pesar de ello, por mucho hacer las calzadas más anchas o definir plazas de aparcamiento por doquier, el tráfico sigue siendo un gran problema.

Izquierda Unida piensa que hay que explorar otros modos, que apostando de verdad por el transporte público y dotando a las ciudades de carriles ciclista para el uso cotidiano y de cortas distancias, podrí­amos mejorar la situación.

Las rotondas, los pasos de cebra y los semáforos, aunque mejoran la seguridad, no son suficientes para lograr un modelo de ciudad transitable. Por ello, proponemos el diseño de un Plan de Movilidad que permita un diseño más racional, eficaz y limpio de los sistemas de transporte de cara a garantizar el derecho de la ciudadaní­a a la movilidad. Algunas de las propuestas de Izquierda Unida son las siguientes:

* Diseñar una red de carril – bici que sirva de alternativa al uso del vehí­culo privado en trayectos urbanos. Fomento de aparcamientos vigilados de bicicletas que hagan más real la posibilidad de cambio a formas limpias de desplazamiento.

* Procurar los medios disuasorios o capaces de reducir la velocidad para mejorar la seguridad vial.

* Apostar por el transporte público colectivo con criterio de sostenibilidad, evitando las macro obras. Izquierda Unida creará, a través de una empresa municipal de transportes, nuevas lí­neas en Dos Hermanas (al Polí­gono La Isla, Hogar del Pensionista-El Tomillar y circular en Montequinto-Olivar de Quintos) que dispondrán de una frecuencia de paso necesaria para ofrecer un servicio digno a la ciudadaní­a. Este servicio será gratuito para pensionistas.

* Construcción de aparcamientos colectivos disuasorios que permitan el cierre del centro urbano al tráfico rodado, favoreciendo la peatonalización.

* Anteponer las aceras anchas, los bulevares o la continuidad en el tránsito peatonal a las grandes avenidas que rompen la ciudad y que sólo facilitan la circulación del automóvil.

5.2. El ferrocarril a su paso por la ciudad

El tratamiento del paso del ferrocarril por nuestra ciudad ha sido absolutamente inadecuado, como se expresa por los múltiples pasos elevados y subterráneos que salpican la ciudad y que no la han integrado. La única solución real de futuro es la depresión del tren a su paso por Dos Hermanas, que de haberse adoptado en su dí­a, cuando Izquierda Unida lo propuso en 1.986, hubiera salido mucho más barato que todos los pasos y puentes. La depresión del ferrocarril debe plantearse como problema metropolitano, en el seno del Consorcio Metropolitano de Transportes.

La alternativa real de integración en Dos Hermanas: la depresión del ferrocarril entre trincheras, desde Barranco hasta La Portuguesa (a 400 metros pasado Canta el Gallo).

* Supone la eliminación de todas las barreras: Pasos y Puentes.

* Supone la recuperación de espacios públicos, con una gran Avenida peatonal, cruzada por calles, a lo largo de toda la ciudad y una amplia zona verde circundante.

* Supone la integración de barriadas completas, actualmente encajonadas: La Moneda, San Antonio, Recreo San José, La Pólvora, etc..

* Supone la facilidad de comunicaciones a zonas vitales del casco urbano: Parque Municipal, acceso variado al centro, etc.

* Supone la solución definitiva al problema del tráfico en centro de Dos Hermanas, manteniendo el servicio del tren.

Las inversiones a realizar, menos costosas de las empleadas en pasos y puentes y posible financiación por instancias superiores, Unión Europea, Gobierno Central, etc..

Esta depresión del tren favorecerí­a la ampliación del actual Parque de la Alquerí­a, y la construcción de un nuevo Parque-Feria que englobarí­a los actuales terrenos y dotaciones (agua, electricidad, etc.) del recinto ferial de Dos Hermanas, ajardinándolo convenientemente.

5.3. El metro

Durante los últimos cuatro años, la gestión de la creación de la Lí­nea 1 del Metro ha supuesto una de las mayores muestras de falta de sensibilidad social y compromiso frente a las administraciones superiores por parte nuestro Gobierno municipal. Mientras tanto, Izquierda Unida siempre ha permanecido invariable en su postura respecto al trazado de esta lí­nea a su paso por Montequinto: soterrado y por la Avenida de Europa. A diferencia de lo existente en el proyecto y desarrollo actual, Izquierda Unida llevará el soterramiento hasta el final de dicha avenida, siendo esto último, para evitar más retrasos en la realización de las obras, una prolongación de la mencionada Lí­nea 1.

La prolongación de la Lí­nea 1 es útil y viable, porque da cobertura a la demanda de 5.000 habitantes, con una previsión del doble en un futuro inmediato, y además no supone modificar el trazado del tramo previsto hasta la Casilla de los Pinos, que se plantea como conexión tranviaria independiente y con dotación propia, que deberá enlazar, como está previsto, en la tercera estación de Montequinto cerca de la confluencia de esta Avenida con la Avenida de Europa. Por tanto estamos hablando de «alargar» en algo más de 1 kilómetro la lí­nea 1 prevista sin hacer cambios de recorridos. La densidad de población que cubre esta propuesta,asegura su rentabilidad sin afectar el curso de las obras actuales, que pueden perfectamente seguir adelante, con independencia de la elaboración de los proyectos pertinentes.

En cuanto a la futura Lí­nea 3, que tiene previsto un recorrido norte-sur entre Bermejales y Pino Montano (Sevilla), Izquierda Unida es partidaria de una prolongación de la misma, con el objetivo de que su comienzo esté en el Polí­gono Industrial La Isla, con parada en Fuente del Rey, para así­ dar cobertura a todas aquellas personas que a diario se trasladan hasta esta zona esencial para el desarrollo económico de nuestra ciudad, máxime ahora, tras su ampliación, así­ como para dar cobertura al nucleo urbano menos favorecido de Dos Hermanas en materia de comunicación y transportes, como es Fuente del Rey.

6. DOS HERMANAS, UNA CIUDAD ECONÓMICAMENTE SOSTENIBLE

Pero no basta con lo expuesto hasta ahora. El gobierno municipal lleva más de veinticinco años aplicando una gestión del pan para hoy y hambre para mañana, dedicando los recursos a realizar polí­ticas de imagen sin tener en cuenta el sostenimiento futuro de la ciudad.

Por tanto, es especialmente importante en el diseño urbano el logro de la sostenibilidad económica de la ciudad no sólo en el presente, sino para el futuro. Y ésta hay que procurarla desde el Planeamiento. Teniendo en cuenta:

* Que el diseño urbano sea equilibrado y pensado en función de su futuro mantenimiento. Para ello hay que planificar las calles de forma que en el futuro no se encarezca la limpieza, plantear las zonas verdes para reducir los consumos y abaratar los costes de su conservación, al igual que los espacios públicos y los edificios públicos en general.

* Que las cesiones obtenidas de las nuevas zonas urbanas estén adecuadamente situadas en el territorio, no sólo sean suelos dotacionales, sino para viviendas y suelo productivo.

* Que se procure un adecuado seguimiento y control de los proyectos de urbanización y del cumplimiento en la ejecución de viarios, zonas verdes, equipamiento urbano, etc. para evitar la posterior intervención municipal con el correspondiente gasto.

* Que se realicen planes de viabilidad económica que contemplen que, en estos momentos de expansión de la ciudad con unos ingresos urbaní­sticos por encima de lo natural, se tenga en cuenta la eventualidad de dichos ingresos evitando un crecimiento desmesurado del gasto corriente fijo.

En definitiva, queremos que Dos Hermanas se configure como unas ciudad con un gran equipamiento colectivo, con servicios públicos de calidad y con grandes zonas verdes. Trabajaremos por un modelo de ciudad que evite la segregación de los barrios, que busque el equilibrio, que contemple lugares para el encuentro y la convivencia y que apueste por la sostenibilidad.

7. DOS HERMANAS, CIUDAD HABITABLE: LA VIVIENDA, UN DERECHO BíSICO

7.1. Principios generales

La vivienda es un derecho constitucional de toda la ciudadaní­a, por lo que desde el Ayuntamiento trabajaremos para hacer posible el acceso a la misma de amplios sectores ciudadanos, especialmente de las personas más desfavorecidas y con más dificultades de acceso a la misma.

La capacidad de intervención de los Ayuntamientos en el mercado inmobiliario es muy limitada. Para favorecer esta intervención serí­a necesario modificar tanto la Ley Básica del Suelo, como la ley autonómica, con dos objetivos, por un lado aumentar el porcentaje de aprovechamientos lucrativos como cesiones obligatorias a los Ayuntamientos, y, por otro, incrementar el porcentaje obligatorio de viviendas protegidas a desarrollar por los promotores, tanto públicos como privados.

La propuesta de Izquierda Unida se basa en dos principios que, aunque parezcan obvios, hay que seguir remarcando:

1. La constatación de que el problema de acceso a la vivienda no está en absoluto relacionado con el de construcción de más vivienda. En el último año, en nuestro paí­s se han construido más viviendas que en Francia, Alemania y Gran Bretaña, y sin embargo, el precio de la vivienda sigue subiendo y las opciones de emanciparse de muchos jóvenes bajando. En España se consume un tercio de todo el cemento que se consume en Europa, al tiempo que el Ministerio de la Vivienda no ha servido para cambiar las pautas de un mercado dominado claramente por principios de especulación y negocio rápido. Dichas pautas también se han consolidado en la cultura general de la mayorí­a de la población, convirtiendo un derecho constitucional en una de las formas de inversión más rentables a corto plazo, con todos los obstáculos que esto conlleva para hacer más facilitar el acceso a la vivienda.

2. La necesidad de abordar la reforma de la legislación para conseguir la suficiencia financiera de los entes locales, también permitirá un mejor control y planificación del desarrollo urbaní­stico por parte de los Ayuntamientos.

Izquierda Unida se suma a la denuncia de la especulación urbaní­stica a la que contribuyen numerosas administraciones públicas, entre ellas el Ayuntamiento de Dos Hermanas, que gobiernan exclusivamente para el corto plazo y con poco respeto al medio ambiente. Pero nos negamos a que esto se generalice, porque no todas las fuerzas polí­ticas son iguales, ni gestionan igual. Izquierda Unida ha demostrado cada dí­a de esta legislatura que donde tiene la fuerza de gobierno suficiente, las polí­ticas de vivienda y de respeto al medio natural son una prioridad.

Es necesario cambiar el modelo en materia de vivienda, pasando de un enfoque excesivamente centrado en la oferta, para hacer realidad polí­ticas de gestión de la demanda. Desde esta perspectiva, las polí­ticas pretenden ajustarse a las necesidades reales de la ciudadaní­a y no que sea ésta la que se adapte a lo que el mercado ofrece. Y en este marco se podrá determinar en cada momento cuál es la forma más apropiada para garantizar el derecho a la vivienda dependiendo de las necesidades de cada ciudadano o colectivo: alquiler o compra, grado de protección de la vivienda, rehabilitación o construcción, etc.

Todo ello para conseguir que la vivienda vuelva a convertirse en un bien de uso y deje de ser considerado como bien de inversión. Por ello, la opción de gestionar la demanda es imprescindible para acabar con la subida permanente de los precios de la vivienda.

7.2. Propuestas de Izquierda Unida para facilitar el acceso a la vivienda

Izquierda Unida propone el incremento del 10% actual al 20% en las cesiones a los Ayuntamientos, y el establecimiento de al menos la obligatoriedad de que el 50% de las nuevas viviendas que se construyan sean con algún grado de protección. Asimismo es imprescindible que se adopten medidas legislativas contra el fraude en la construcción, en la promoción y en la transmisión de las viviendas.

Cambiar las condiciones con el fin de que la vivienda vuelva a convertirse en un bien de uso y deje de ser considerado como bien de inversión, es imprescindible para acabar con la subida permanente de los precios de la vivienda.

Según un estudio elaborado por Izquierda Unida, la compra de una vivienda ‘tipo’ en Dos Hermanas, con un precio de 180.000 euros, supone un coste de 1.800 euros más en impuestos de transmisiones y actos jurí­dicos documentados respecto a la media nacional, debido a la fiscalidad al alza aprobada en su dí­a por la ex consejera de Economí­a y Hacienda y actual ministra de Fomento, Magdalena ílvarez, mientras que la propuesta de Izquierda Unida supondrí­a una rebaja de 4.821 euros.

En el contexto del nuevo Estatuto de autonomí­a, Izquierda Unida exigirá que la futura Ley andaluza que regulará el derecho de acceso a la vivienda incluya una rebaja de las tasas que afectan a la primera residencia, de forma que el impuesto de transmisiones pase del 7 al 2% y el impuesto sobre actos jurí­dicos documentados pase del 1 al 0,1%.

Esta propuesta, que se entiende como una exigencia desde los ayuntamientos al gobierno andaluz, está basada en la necesidad de tratar de forma diferenciada a la primera vivienda »“es decir, la que se considera como residencia habitual- frente a las segundas residencias, con el objetivo de garantizar el acceso a la vivienda a jóvenes y a personas con rentas más bajas.

Nuestra propuesta tiene una doble vertiente: primera, la implicación de los ayuntamientos en la toma de decisiones de las administraciones supramunicipales, de forma que los gobierno locales, como representantes más cercanos de la ciudadaní­a, sean exigentes con la Junta y el Estado; y segunda, denunciar que Andalucí­a sea la comunidad con la fiscalidad más alta de España en los impuestos sobre transmisiones patrimoniales, con un 7% frente al 6% a nivel nacional, y actos jurí­dicos documentados, con un 1% frente al 0,5% a nivel nacional.

Izquierda Unida propone, por tanto, una rebaja del impuesto sobre transmisiones patrimoniales del 7 al 2% en primera vivienda y que se aplique un tipo del 7% para la segunda residencia, así­ como que se eleve hasta el 10% para la tercera y sucesivas residencias. Respecto al impuesto sobre actos jurí­dicos documentados, Izquierda Unida apuesta por reducir el tipo del 1 al 0,1% para la primera vivienda y que se establezca un tipo del 1% para la segunda residencia, que se eleve hasta el 2% para la tercera y sucesivas residencias.

Esta rebaja supone una forma fácil, directa y muy justa para favorecer el acceso de las rentas más bajas a la vivienda de primera ocupación, ya que no es lógico ni justo que una primera vivienda tenga la misma consideración fiscal que cuando se trata de una inversión e, incluso, de una especulación urbaní­stica.

Izquierda Unida considera que, además de estos cambios legislativos, la única forma de hacer realidad el principio constitucional que considera la vivienda como un derecho, es que las administraciones públicas se conviertan en promotores de la vivienda. Pero, para que esto sea posible, es necesario contar con suelo. Para ello, además de los cambios legislativos ya señalados, es legí­timo utilizar los mecanismos que contempla la Constitución y las leyes; es decir, el convenio, en caso de acuerdo, o la expropiación, cuando éste no ha sido posible y responda al interés general.

Además de estas medidas, proponemos:

* Realizar polí­ticas de gestión de suelo público para la construcción de viviendas protegidas, mediante el uso de las figuras legales que sean precisas.

* Impulsar un Pacto por la Vivienda entre todos los sectores, públicos y privados, para posibilitar la construcción de viviendas de protección oficial y el acceso a las mismas de amplios sectores ciudadanos.

* Apostar por el desarrollo de viviendas saludables. La construcción de nuevas viviendas debe contemplar el cumplimiento de las condiciones adecuadas de confort y ahorro energético: orientación, calefacción solar, aislamiento térmico etc.

* Realizar planes de reforma de las viviendas antiguas para hacer posible que cuenten con ascensores y unas condiciones de habitabilidad adecuadas. Proyectos para los que se promoverán acuerdos con las Comunidad Autónoma y las comunidades de propietarios y propietarias.

* Promover la vivienda en alquiler, autogestionada por cooperativas para su construcción, como forma de acceso a una vivienda para el colectivo juvenil, y otros con especiales dificultades.

* Con el fin de favorecer la puesta en el mercado de las viviendas desocupadas, el tipo impositivo de éstas en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles será el general incrementado en un 50%. Para la efectividad de esta medida, se crearán un Registro Municipal de Viviendas Desocupadas o se establecerán aquellos otros mecanismos que disponga la legislación aplicable en la materia.

* Conocer y valorar la demanda de vivienda existente en la juventud y por familias monoparentales, realizando planes especí­ficos para facilitar su acceso a la vivienda.

* Puesta en marcha de un Plan de Vivienda de Alquiler, a precios asequibles.

* Un servicio de bolsa de alquiler que gestione la oferta y la demanda de arrendamiento de viviendas en nuestro municipio, a través de la Empresa Municipal de la Vivienda. Este servicio garantizará a las personas arrendadoras un seguro multirriesgo, garantí­a de pago de rentas y todas las gestiones de alquiler de su vivienda. y a las personas arrendatarias un contrato supervisado por el Ayuntamiento y las mejores condiciones económicas, así­ como la tramitación de ayudas y subvenciones.

* Creación de un servicio de atención permanente en materia de vivienda: acceso a vivienda, información sobre las viviendas protegidas, ayudas, subvenciones, constitución de cooperativas, etc.

* Servicio de inspección, disciplina y defensa jurí­dica en materia de vivienda que garantice los derechos de adquirientes de viviendas o cooperativistas.

* Creación de un Parque de Viviendas Municipales de Alquiler.

* Puesta en marcha de Planes de Vivienda anuales que garanticen el acceso a una vivienda a la juventud de nuestro municipio, sin olvidar a otros colectivos (familias monoparentales, discapacitados, inmigrantes, mayores,….).

7.3. Patronato Municipal de la Vivienda

La gestión de la oferta pública de viviendas debe realizarse a través del Patronato Municipal de la Vivienda.

Desde el punto de vista de sus objetivos, este Patronato Municipal debe gestionar el parque público de viviendas de promoción pública, municipal o autonómica, con la participación de los vecinos afectados mediante la creación de Comisiones especí­ficas por núcleos, para el seguimiento de las adjudicaciones y transacciones, de acuerdo con los Convenios suscritos con la Junta de Andalucí­a. Ello supone los siguientes objetivos:

* Construcción y gestión de viviendas municipales; recuperación de construcciones abandonadas etc..

* Asegurar el buen uso y el mantenimiento del parque público de viviendas y de sus urbanizaciones, con polí­ticas que favorezcan la convivencia y la mejor calidad de vida.

* Promociones propias, incluyendo la variante de viviendas de propiedad municipal en alquiler, teniendo especial cuidado en satisfacer las necesidades de dos grupos sociales fundamentales: juventud y mujeres con cargas familiares.

* Se deberá establecer determinadas residencias de “acogida” municipales para casos problemáticos (especialmente malos tratos y separaciones difí­ciles), con carácter temporal totalmente subvencionadas, contando con Servicios Sociales y el Consejo Local de la Mujer.

* Posibilitar a los operadores públicos y privados, especialmente en régimen de cooperativas y autoconstrucción, la realización de viviendas, con fomento de aquellas que vayan destinadas a los colectivos sociales más necesitados.

* Reservar, en el marco del PGOU, y con criterios de integración, bolsas de suelo con destino a la promoción de Viviendas de Protección Oficial y de Viviendas de Promoción Públicas.

* Para contribuir a la emancipación de los y las jóvenes desde el gobierno municipal, se deberán de adoptar medidas que favorezcan la adquisición de la vivienda, su autoconstrucción y regí­menes blandos de alquiler:

* Creación, dentro del parque público, de viviendas sociales en alquiler, pisos compartidos, etc…

* Puesta en funcionamiento de programas para que jóvenes sin vivienda puedan convivir con mayores solos.

* Creación de viviendas compartidas cerca del campus universitarios de la Pablo de Olavide, para estudiantes.

* Promover polí­ticas activas para la puesta en el mercado de las viviendas desocupadas: expropiación, aplicación de impuestos.