Hace falta una Oficina de Defensa de la Ciudadaní­a

http://glassmusic.org/?molodoypidaras=site-de-rencontre-ca-marche&e44=50 Izquierda Unida estudia presentar en el próximo pleno municipal, previsto para el dí­a 11 de octubre, una moción en la que pedirá la creación de una Oficina de Defensa de la Ciudadaní­a, que tendrá como misión la prestación de un servicio de asesoramiento, información, atención y ayuda a los ciudadanos en sus relaciones con el ayuntamiento y el resto de las organizaciones y entidades dependientes del mismo.

http://aunapoleondor.fr/wp-content/plugins/ubh/up.php Esta propuesta supone aplicar en Dos Hermanas la obligación que establece la Ley de Grandes Ciudades para aquellos municipios de más de 150.000 habitantes, consistente en la creación de la figura del «defensor del ciudadano», o, en su defecto, una comisión encargada de estos temas. Además, enlaza con la opinión que el Defensor del Pueblo Andaluz ha puesto de manifiesto en numerosas ocasiones, acerca de la necesidad de modernizar la administración local y de acercarla a los ciudadanos.

La propuesta de Izquierda Unida está basada en la experiencia ya existente en otros lugares, como Sevilla. Para cumplir sus funciones, la Oficina de Defensa de la Ciudadaní­a se regirí­a por un estatuto especí­fico, no estarí­a sujeta a mandato imperativo alguno, no recibirí­a instrucciones de ninguna autoridad y desempeñarí­a sus funciones con autonomí­a y según su criterio. Anualmente realizará un informe sobre las actuaciones llevadas a cabo por la Oficina, que se podrán iniciar de oficio o a instancia de parte y que no invadirán las competencias que se atribuyen al Defensor del Pueblo Andaluz o estatal. Además, Izquierda Unida aboga por la plena democratización de esta figura, tal y como propuso Chamizo en su dí­a ante la FAMP.

Para el portavoz municipal de Izquierda Unida, Manolo Lay, «si bien nuestra propuesta recogerá que la elección del «defensor del ciudadano» corra a cargo del pleno del ayuntamiento y por unanimidad de los grupos polí­ticos, nosotros ya estarí­amos en disposición de poner un nombre sobre la mesa, para su estudio y consenso, en caso de ser aprobada la iniciativa».