Insistimos en el soterramiento del ferrocarril a su paso por Dos Hermanas

Izquierda Unida votó a favor de la moción presentada por el PP en el pasado pleno del 14 de diciembre, tanto en lo relativo al soterramiento de la lí­nea férrea, que llevamos pidiendo desde hace más de 10 años, como en las mejoras de servicio e infraestructuras. Esta es la intervención de nuestro portavoz municipal, Manolo Lay, en dicho pleno.

Respecto al soterramiento, rercordamos que a principios de 2004, bajo el mandato de Aznar, Izquierda Unida promoví­o una pregunta parlamentaria sobre la opinión del Ministerio de Fomento pidiendo el soterramiento de la ví­a del ferrocarril a su paso por nuestra ciudad. En la respuesta escrita, el Ministerio decí­a textualmente que: «Adicionalmente, el Ministerio estudia, en colaboración estrecha con el Ayuntamiento afectado y la Comunidad Autónoma, las propuestas que se le planteen para llevar a cabo, en su caso, otras actuaciones que impliquen una integración urbana superior y que suponen un beneficio urbaní­stico para la ciudad».

Ilusos nosotros, meses después de esa respuesta del Ministerio de Fomento del PP, y celebradas las elecciones generales, y con Zapatero de presidente, pensamos que la convivencia de gobiernos del mismo color polí­tico en el Ayuntamiento, en la Junta de Andalucí­a y en Madrid favorecerí­a el soterramiento del ferrocarril. Nuestro compañero Carlos Bení­tez, entonces portavoz de Izquierda Unida, incluso aludió a que no podí­an ser mejores, asimismo, los nombramientos de una Ministra de Fomento andaluza, Magdalena ílvarez, quien, a su vez nombró en una de las secretarí­as relacionadas con polí­ticas territoriales a Josefina Cruz, hasta entonces Secretaria General de Urbanismo de la Junta de Andalucí­a, así­ como en la Dirección General de Renfe a otro andaluz, también de la Junta de Andalucí­a. Por eso volvimos a pedir en pleno una entrevista con la nueva ministra para tratar del tema. Esa moción fue aprobada por unanimidad y el Delegado de Urbanismo, José Manuel Carrión, fue en AVE a Madrid para eso y para otras cosas.

De todo aquello nos quedó una frase enigmática y crí­ptica, dicha por José Manuel Carrión en un pleno posterior. Cuando se le preguntó por la respuesta del Ministerio al soterramiento, Carrión dijo: «ni sí­, ni no, sino todo lo contario». Vamos, que el mandato llevado por este pleno de una moción aprobada por unanimidad se lo pasó, como dijo en cierta ocasión mi compañera Trini del Moral, «por el arco del triunfo».
Por otra parte, en el pleno de noviembre del 2005, el Grupo Municipal de Izquierda Unida presentó una moción, aprobada por unanimidad, sobre las deficiencias de las instalaciones de la estación principal, en cuanto a las nulas condiciones de accesibilidad para personas mayores o con discapacidad.

La moción planteaba asimismo la puesta en marcha de trenes nocturnos, especialmente los fines de semana.
En respuesta a esta moción RENFE comunicó que se instalarí­an en el transcurso del año 2005 dos ascensores, uno en cada andén, para las personas con movilidad reducida, remitiendo el problema de accesibilidad a los vagones a la incorporación de los trenes CIVIA, cuya puesta en funcionamiento no está ni mucho menos generalizada en la lí­nea de Dos Hermanas.

Izquierda Unida, en boca de su portavoz municipal, Carlos Benitez, valoró entonces positivamente el anuncio de la instalación de los ascensores, así­ como la progresiva puesta en servicio de los trenes CIVIA, lo que beneficiarí­a indiscutiblemente a las personas con discapacidad y con movilidad reducida, aunque considerábamos que la estación de Dos Hermanas, la segunda en número de usuarios de la provincia, necesitaba de una mayor reestructuración, para la comodidad de todos los que utilicen este servicio.

En cuanto a la negativa de ampliación del número de trenes en dí­as laborables y en fines de semana, Izquierda Unida considera que RENFE olvida su condición de servicio público al anteponer criterios de rentabilidad a los intereses de los usuarios. De aquél tiempo, en la práctica, lo único que nos queda es un anuncio reciente sobre la instalación de aquellos ascensores prometidos en 2005. La primací­a de la alta velocidad está consiguiendo que, como decí­a cierta información aparecida en el diario Público recientemente, podamos ir en tren desde Sevilla hasta Cataluña en algo más de 5 horas, pero ese mismo destino desde Asturias nos cuesta más del triple de tiempo. RENFE ha dejado de ser un servicio público y se ha convertido en un negocio, arrastrando con ello a la polí­tica y a los intereses de la ciudadaní­a.