El nuevo servicio de transportes urbanos en Dos Hermanas

El pleno de enero de 2008 ha dado ví­a libre a la salida a concurso del nuevo servicio de transportes urbanos en Dos Hermanas, con el voto favorable de nuestro grupo municipal. A continuación detallamos la intervención del portavoz de Izquierda Unida en el pleno, donde se explica el motivo de nuestro apoyo y las enmiendas aportadas por el grupo de IULV-CA en el ayuntamiento, previamente debatidas y aprobabas por el Consejo Local.

Izquierda Unida quiere dejar claro que somos partidarios, como figura en nuestro Programa de Gobierno, de que el servicio de transportes urbanos en Dos Hermanas se llevase a cabo mediante la creación de una Sociedad Municipal de titularidad pública, tal y como existe en otras ciudades (Sevilla, por ejemplo) y no de una concesión administrativa a una empresa privada. Esta pretensión, obviamente, no habrí­a podido prosperar hoy si la hubiésemos traí­do aquí­, porque no contamos con los votos suficientes para ello. Teniendo en cuenta esto, cuando se nos planteó la posibilidad de realizar enmiendas al texto del documento elaborado en primera instancia por el equipo de trabajo de José Román, tuvimos que decidir entre tratar de mejorar lo que de todas formas se iba a aprobar, o simplemente rechazar la propuesta. Como en otras ocasiones, pensamos que hay que mirar a la ciudadaní­a, así­ que optamos por negociar.

Además de eso, contamos con la buena predisposición de José Román, la misma que cuando se trabajó en las Ordenanzas de Policí­a y Buen Gobierno. Esto ha facilitado que 7 de nuestras 10 propuestas hayan sido aprobadas. Sobre las otras tres que se han quedado fuera, no dudéis que insistiremos porque, como sabéis, en Izquierda Unida somos más persistentes que la gotera del subterráneo que va del Arenal a la Moneda.

Estas 7 propuestas enriquecen, a nuestro juicio, el texto por los lados en los que siempre insistimos: más participación ciudadana, más igualdad, mejores condiciones laborales y sociales y más respeto al medio ambiente y a las personas con discapacidad.

Con nuestras aportaciones, Asociaciones Vecinales – Unidad Nazarena, como representantes de los barrios, estarán en la Comisión de Seguimiento de la calidad del servicio.

Otra de nuestras aportaciones ha servido para que el futuro servicio de transportes tenga que respetar la Agenda 21 Local. En ese sentido esperamos que la moción que vamos a presentar luego sea aprobada, porque es lo que dice la Agenda 21 de Dos Hermanas y no podemos entrar en contradicciones con ella, si verdaderamente nos la creemos y estamos dispuestos a ponerla en marcha.

También hemos propuesto, y se nos ha aceptado, que todos los autobuses estén adaptados para personas con movilidad reducida. En la vertiente sociolaboral, la empresa que asuma el servicio de transportes tendrá la obligación de promover la calidad y estabilidad en el empleo y la seguridad y salud en el trabajo, así­ como contratar a los trabajadores que actualmente prestan su servicio en Los Amarillos y así­ lo soliciten, en las mismas condiciones laborales y salariales que tienen estos trabajadores actualmente. Por cierto, que nadie está diciendo que Los Amarillos se queden sin el servicio de transportes, sino que tendrá que asumir que, si quiere seguir manteniendo la concesión, tendrá que competir con otras ofertas y adaptarse al siglo XXI en vez de seguir anclada en el siglo pasado.

Por último, y en lo relativo a las tarifas que se van a cobrar a los usuarios del transporte, hemos logrado rebajar sustancialmente los precios inicialmente propuestos, de forma que estos precios finales serí­an:

  1. Reducción del precio del billete sencillo, que pasarí­a de 0,90 € (propuesta inicial del gobierno local) a 0,55 €.
  2. Reducción del precio del bono de 10 viajes, que pasarí­a de 6 € (propuesta inicial) a 3,50 €.
  3. Creación de un Bono de 10 viajes para estudiantes, jubilados o pensionistas a 2,50 €.

Dicho esto, hay propuestas de Izquierda Unida que se han quedado fuera en la negociación. Sobre todo las relativas a la puesta en marcha de más lí­neas de las inicialmente previstas. Creemos que con la propuesta actual no se solucionan los problemas de acceso al hospital El Tomillar y la solución para Condequinto-Montequinto-Olivar de Quintos no nos parece acertada. Es cierto que en la concesión se podrí­a mejorar el servicio, ya que el pliego de condiciones administrativas primará especialmente a la oferta que aporte más calidad del proyecto de gestión planteado y a la capacidad del mismo para ofrecer una mayor garantí­a de gestión eficiente y de calidad de un servicio público. De paso, aprovechamos para pedir que se atienda a las recientes peticiones de los vecinos de Fuente del Rey y que, si es cierto que se están cumpliendo las condiciones que se impusieron ambas partes, ayuntamiento y vecinos, deberí­amos seguir esforzándonos para mejorar el servicio de la lí­nea M132B.

En todo caso, y para terminar, hay dos cuestiones que creo que son, en realidad, la que tienen que quedarnos clara a todos. La primera es que, sea o no el servicio más apropiado o el que más nos hubiera gustado, ya era hora de acometer una reforma de los transportes colectivos en Dos Hermanas. Dicho de otra forma, dudamos que haya un solo ciudadano o ciudadana que entendiese una postura contraria a cambiar lo que tenemos ahora; en este caso, todos coincidimos en que difí­cilmente tendremos un peor por conocer frente a un malo conocido. Y la segunda es que, precisamente por eso, para Izquierda Unida, estamos ante uno de los proyectos más importantes de este mandato. Esto sí­ que es un proyecto estrella para la ciudadaní­a, y no el hipódromo.

Ya llegará el momento de cambiar cosas. Ya llegará el momento de comprobar si tal o cual lí­nea tiene que ir por aquí­ o por allá. Ya llegará el momento de hacer más aportaciones. Lo que no podí­amos hacer, y nunca es tarde si la dicha es buena, es seguir con las manos atadas y torturando a la ciudadaní­a con el pésimo servicio que tení­amos hasta ahora.

Gracias.