Nos abstenemos en la votación del Convenio de la Autoví­a de Utrera

En el pasado pleno municipal, el equipo de gobierno socialista presentó para su aprobación un Convenio, firmado entre los ayuntamientos de Dos Hermanas, Sevilla y Alcalá de Guadaí­ra y la Consejerí­a de Obras Públicas y Transportes, para la adaptación de la conocida como Autoví­a de Utrera a su paso por Montequinto. En dicho convenio se regula, supuestamente, el futuro soterramiento de dicha autoví­a, si bien no existe proyecto alguno que contemple dicho soterramiento ni, por tanto, en ningún caso se garantizan las peticiones de la Asociación de Vecinos de Condequinto ni la Plataforma por la Mejora de Montequinto. Por tal motivo, nuestro grupo municipal se abstuvo en la votación del mismo. Esta es la intervención de Manolo Lay, portavoz municipal de IULV-CA, realizada en la sesión plenaria.

Admitimos que no es fácil ser portavoz de un gobierno (tampoco lo es serlo de la oposición, la verdad). El mes pasado, en este mismo pleno, no se nos hablaba de soterramiento, sino de «depresión». Este mes, con el tren de las elecciones pitando por la vuelta de la esquina, nos disfrazamos de Juan Tamariz y, tachán tachán, nos desayunamos con una foto a cuatro bandas entre la consejera, Monteseirí­n, Limones y Toscano. Una foto que, por cierto, me recordó a las de Esperanza Aguirre con Gallardón.

Veréis: este convenio es para creérselo, o para no creérselo. Quien lo lea, y teniendo en cuenta que no hay proyecto que diga cuál va a ser el resultado final, tendrí­a que fiarse de la palabra dada por un partido polí­tico a dos meses de las elecciones.

Estamos, por tanto, ante la misma tesitura que hace un año, cuando el tren que pitaba a la vuelta de la esquina era el de las elecciones municipales. Por aquel entonces, por ejemplo, la responsable local de los servicios sociales prometió tres guarderí­as públicas, una en Montequinto, otra en Fuente del Rey y una tercera en el núcleo principal de Dos Hermanas. No me estoy refiriendo a las no públicas que se aprobaron hace poco. Cuando preguntamos por los plazos para ponerlas en marcha en este mismo pleno, nos dijisteis que el asunto estarí­a rodando antes de las elecciones municipales o, en todo caso, antes del verano.

Por eso digo que es difí­cil ser portavoz del gobierno: es para hacerse creyente, aunque sólo sea para ir a confesar, porque los no creyentes tenemos que conformarnos con los remordimientos de conciencia»¦

Cuando PP, PA e Izquierda Unida pedimos el soterramiento en el parlamento, los vecinos fueron al parlamento para que el PSOE se retratase y diese el visto bueno a la petición. Pero no fue así­. Ahora, cuando tenemos otras elecciones a la vista, sale la foto del supuesto soterramiento, pero los vecinos se enteran por la prensa, como decí­a Felipe González.

Sinceramente, no sé ni podré saber hasta dentro de unos años si la autoví­a de Utrera quedará o no como piden los vecinos de Montequinto. Creo que harí­a mucho más creí­ble este convenio que el ayuntamiento aprobase la moción que vamos a presentar luego (*). Que, con independencia de lo que resulte finalmente con este convenio, al menos el gobierno local de Dos Hermanas deje constancia clara de cual es su postura y de que el PSOE de Dos Hermanas se hiciese con los vecinos esa foto que no se hizo en el parlamento andaluz.

Por tanto, si ahora el gobierno local muestra su compromiso de que la moción que presentaremos en un rato se aprueba, no tendremos inconveniente en dar nuestro voto afirmativo a este convenio y, además, aplaudimos el cambio de posición, porque es un cambio que honra. En caso contrario, y como no sabemos si al final el proyecto será o «seró», nos abstendremos.

Gracias.

(*) La moción fue rechazada por el grupo socialista.