Pregunta al Gobierno Municipal 8/2008: Andamios instalados en las aceras

Si vamos paseando por las calles de nuestra ciudad podemos ver innumerables obras, bien de restauración, bien de nueva construcción. Estas obras precisan de elementos que muchas veces colocan en las calles, ya sea por ser un elemento necesario para fachadas o por sus grandes dimensiones, llegando a veces a ocuparse incluso la calzada.

Este hecho no deja indiferentes a nuestros vecinos, de hecho, podemos escucharlos quejarse, no sólo por la incomodidad, sino también por el peligro añadido que a veces supone el tenerse que bajar del acerado para poder bordear la obra, o para cruzar al acerado de enfrente»¦

No digamos más si la persona en cuestión es mayor, o lleva carrito de compras, de bebé, va en silla de ruedas o que por ser invidente no puede ver el obstáculo que se le avecina»¦ se vuelven al paso bajo, que no siempre está cerca, o esperan a que algún «alma caritativa» les ayude a bajar, y a subir enfrente para no ser ellos los que entorpezcan el paso rodado, y para no exponerse a un atropello.

Hace ya algunos dí­as, saltó la noticia de la feliz llegada a Dos Hermanas de un andamio de esos que llevamos muchos años viendo en otras localidades, esos que están protegidos y que permiten el paso de los viandantes.
Es por todo ello que desde el Grupo Municipal de IULV-CA hace las siguientes PREGUNTAS:

Aprovechando la novedad, ¿se va a exigir a partir de ahora el uso de este tipo instalaciones en la ví­a pública con la finalidad de que no impidan la movilidad de las personas que por allí­ caminen?

¿Se va a cumplir la normativa aprobada en su momento que obligaba a los promotores de obras a utilizar este tipo de andamiaje y a la eliminación de todos los elementos que pudieran distorsionar o impedir el paso a los viandantes por la ví­a pública antes de que le sea concedida la preceptiva licencia de obras?

Dos Hermanas, a 16 de mayo de 2008
Lola Palacios Jiménez