El ayuntamiento deberí­a dedicar 21 millones más a polí­ticas sociales

El grupo municipal de Izquierda Unida considera que la inyección de casi 21 millones de euros al ayuntamiento de Dos Hermanas, provenientes del «plan anticrisis» del Estado, abre la posibilidad de «liberar» una cantidad equivalente de los presupuestos municipales para poner en marcha polí­ticas sociales.

Según el portavoz local, Manolo Lay, «los proyectos que se van a poner en marcha con esos 21 millones son proyectos que, en la práctica, estaban ya previstos y se iban a incluir en los presupuestos de 2009 ó 2010, es decir, son cantidades que de todas maneras se iban a invertir; dicho en pocas palabras: si el ayuntamiento tení­a previsto un presupuesto de 105 millones de euros, ahora tiene que contar con que esa cantidad se incrementa hasta 126 millones y, por tanto, nada impide que se puede disponer de esos recursos adicionales y «trasladarlos» a partidas que incidan directamente en las personas que más sufren la crisis».

Manolo Lay pone como ejemplo que «en febrero de este mismo año se habló del Plan Integral de la Zona Sur, asociado al Plan Urban, cuyo coste era de 15 millones de euros en cuatro años, es decir, una cantidad cinco veces inferior a lo que el Estado va a entregar al ayuntamiento para un solo año. ¿Alguien se acuerda hoy de ese plan? Pues bien, cuando se presentó la propuesta a los medios de comunicación se dijo que el plan saldrá adelante con o sin Urban» (*)

El portavoz municipal de Izquierda Unida cree que «ahora, más que antes, hace falta extender todas las polí­ticas sociales a toda la ciudad, porque el desempleo está en porcentajes desconocidos y porque el ayuntamiento tiene que encaminar su polí­tica sociolaboral no sólo a construir viviendas; ya se ha demostrado que la polí­tica del ladrillo no es la solución y desde lo público, sobre todo en momentos como estos, se tienen que fomentar polí­ticas activas de empleo».

Manolo Lay reclama, por tanto, que el ayuntamiento dedique esos 21 millones «sobrantes» a extender y mejorar la asistencia social, a la creación de nuevas escuelas infantiles públicas, a desarrollo del tejido económico, empleo e innovación, a fomento de la integración social, igualdad de oportunidades y cultura y a incremento de las polí­ticas de medio ambiente urbano y energí­a.  Según Lay, «desde Izquierda Unida esperamos que las obras a realizar con la aportación estatal, que apoyamos, no impida seguir manteniendo la capacidad de endeudamiento para llevar a cabo esas polí­ticas ciudadanas».

Por último, Manolo Lay considera que «en tiempos como estos es más necesario que nunca poner en práctica dos medidas que llevamos años solicitando: la constitución del Consejo Económico y Social y la implantación de mecanismos de democracia participativa. De que se avance en estas propuestas dependerá nuestro apoyo o rechazo a los presupuestos municipales de 2009».
________
(*) La Semana, 4 de febrero de 2008, página 6