Parque Tecnológico: El rector de la Pablo de Olavide nos da la razón 8 años después

parquetecnoTras las últimas declaraciones del Rector de la Universidad Pablo de Olavide (UPO), donde se manifestaba a favor de la unión de los parques tecnológicos de Alcalá y Dos Hermanas, Izquierda Unida se congratula de que se tenga en cuenta la opinión que este grupo ya expresó en 2002, cuando propusimos a la Secretarí­a General de Ordenación del Territorio y Urbaní­stico de la Junta de Andalucí­a que «tomara cartas en el asunto con criterios de ordenación territorial de la aglomeración urbana metropolitana».

El entonces portavoz municipal de Izquierda Unida, Carlos Bení­tez, pidió a Toscano que «aparcase su soberbia» al rechazar nuestra iniciativa de crear una tecnópolis conjunta con la UPO, Alcalá y Sevilla, basada en criterios de lógica metropolitana.

Justamente es este «criterio metropolitano» el que esgrime el rector de la UPO para solicitar la unificación e interacción de los parques tecnológicos de Alcalá y Dos Hermanas, aunque reconoce que es complicado.

Este asunto en el blog del portavoz municipal de Izquierda Unida, Manolo Lay (manololay.com)

Ya en 2003, nuestro portavoz municipal -Carlos Bení­tez- pidió a Toscano que «aparque su soberbia» con el Parque Tecnológico Dehesa de Valme. Ya entonces, en época de vacas bien cebadas y con los graneros a rebosar, nuestro alcalde renegaba de unir su  proyecto de tecnópolis a los proyectos de Alcalá y Sevilla, que andaban promoviendo los suyos y tentando a la Pablo de Olavide para que se subiese al carro. La excusa de entonces para rechazar nuestra propuesta era que en la capital habí­a un gobierno PSOE-PA y que esto daba inestabilidad a la cosa.

Después de las municipales, el PA se esfumó de la institución municipal sevillana, pero Toscano siguió erre que erre hasta que, llegado 2007, el asunto fue madurando y en Dos Hermanas empezó a hablarse de «si quieren sumarse a lo nuestro, que vengan a buscarnos». Fue un cambio, no de soberbia, porque se seguí­a presumiendo de ir viento en popa y a toda vela, pero un, al menos, reconocimiento de que tal vez tener tres espacios similares tan cercanos entre sí­ podrí­a resultar contraproducente. Jugando a quién ganaba la partida, si Toscano, Monteseirí­n o Gutiérrez Limones, en algo más parecido a un parque de atracciones (polí­ticas) que a uno tecnológico, donde, además, se pretendí­a hacer pivotar a la UPO déci-délí , en plan »su majestad escoja».

En mayo de este mismo año, la prensa anunció que «La Olavide impulsa su parque tecnológico sin Sevilla y Alcalá», es decir, sumando su fundación ad hoc al proyecto nazareno. Meses después, ayer mismo, el rector Juan Jiménez ha dicho que «confí­a en que los ayuntamientos de Dos Hermanas y Alcalá de Guadaí­ra «unifiquen» los parques a favor de una «estrategia metropolitana»». Es decir, más mareo todaví­a, la casa sin barrer y, salvo el edificio administrativo, lo más avanzado cercano a la tecnópolis de Dos Hermanas es el nuevo Mercadona.