8 de marzo: Contra la crisis, más igualdad

grosse femme coquine 8 de marzo 2011En el 8 de marzo del año pasado, desde Izquierda Unida denunciábamos la creciente precarización de la situación de las mujeres, debido a las medidas de reforma laboral adoptadas por el gobierno PSOE. Un año después sólo podemos señalar que desgraciadamente el escenario ha empeorado a unos niveles insoportables.

site de rencontre gratuit en normandie El ya de por sí­ frágil «estado de bienestar» y las inestables y ficticias «medidas por la igualdad de las mujeres», junto la involución polí­tica del Gobierno del  PSOE, han traí­do consigo unas tasas de paro cada vez más crecientes con despidos abusivos y sexistas y una tasa de actividad que ralla la indignidad de un Estado supuestamente avanzado (según la EPA la tasa de paro masculina es del 19,95% y la femenina del 20,79% y la tasa de actividad masculina en un 60 % mientras que la femenina se encuentra en un 52,6 %).

La menor tasa de ocupación femenina (el 41,5 %), el mayor porcentaje en trabajos a tiempo parcial (el 80,6 %), la desigualdad salarial (en más del 20 %) y la vida laboral marcada por la precariedad y la feminización del cuidado de hijas e hijos y familiares dependientes, son algunas de las consecuencias de los retrocesos.

El incremento de 15 a 20 años el perí­odo de cálculo de la pensión y de 38,5 años para el cobro del 100 % de la misma, aumentará la discriminación y la pobreza de las mujeres ya que éstas siguen estando instaladas en un sistema patriarcal que perpetua en ellas, la carga de trabajos domésticos y de cuidado, con los consiguientes vací­os de cotización que les impiden tener un futuro digno. España es el cuarto paí­s de Europa en porcentaje de mujeres excluidas del mercado de trabajo por tener que cuidar de hijos y familiares dependientes y en la actualidad 1 de cada 4 mujeres mayores de 65 años esté bajo el umbral de la pobreza.

IU exige al Gobierno del PSOE que:

-Se incorporen medidas efectivas para la integración de las mujeres en el mercado de trabajo, en condiciones de igualdad, tanto salariales como profesionales.

-Que se incluya obligatoriamente en los contratos públicos, medidas reales de igualdad en la contratación y en el empleo.

-Se articulen medidas que consoliden el reparto familiar y social del cuidado de la infancia y las personas dependientes universalizando los servicios públicos.

-A que reconozca la contribución económica de las mujeres en los trabajos no reconocidos como productivos (crianza, cuidado, tareas domésticas, etc)

-A la asignación del 5 % del total del Presupuesto a polí­ticas «mujer» especí­ficas y transversales.