¿Por qué se van a elaborar ahora las ordenanzas de telefoní­a móvil?

antenarrccAnte las presiones ciudadanas que viene sufriendo en estos tiempos el alcalde de Dos Hermanas, el pasado viernes, 1 de abril, la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Dos Hermanas acordó “Incoar expediente Ordenanza reguladora de estaciones bases de telefoní­a móvil y otras infraestructuras de telecomunicaciones”. Este punto pretende, en pocas palabras, cumplir el acuerdo plenario de noviembre de 2007, en el que, a propuesta de Izquierda Unida, se aprobó la elaboración de unas Ordenanzas de telefoní­a móvil en nuestra ciudad.

Para Izquierda Unida, la tardanza en el cumplimiento de este acuerdo plenario pone en evidencia que una vez más, la falta de ética es la que manda en la vida polí­tica local. Una vez más, estamos asistiendo a un triste espectáculo, que tiene más de circo que de atención a los problemas sociales. Una vez más se hacen las cosas por electoralismo y por miedo a perder el sillón.

Estas ordenanzas se deberí­an haber elaborado hace tres años y medio, cuando Izquierda Unida las presentó en pleno y los demás grupos, incluyendo el socialista, dieron su voto afirmativo. ¿Por qué ha habido que esperar desde noviembre de 2007 hasta hoy? Es fácil deducir que no es porque les preocupe el tema, ni porque compartan la opinión de las personas que se manifiestan en la calle, ni porque de repente ‘hayan visto la luz’. Simplemente temen sufrir un descalabro mayor en las próximas elecciones municipales. Han cambiado ordenanzas por votos, y eso es algo que jamás deberí­a hacer un partido polí­tico: o se trabaja por convicción y por ideas, o la conciencia polí­tica acaba siendo un cambalache.

Naturalmente, Izquierda Unida se alegra de que, finalmente, nuestra propuesta de 2007 salga adelante. Aunque sea con mucho retraso, nunca es tarde si finalmente se consigue. Eso sí­, estaremos vigilantes para que no nos cuelen unas ordenanzas que no sirvan para nada. Cuidaremos de que no sea una farsa hecha única y exclusivamente para que la gente deje de manifestarse de aquí­ al 22 de mayo.