Nuestra intervención en el pleno de los Presupuestos Municipales 2012

empleoIntervención de nuestro portavoz municipal, Manolo Lay, en el pleno del Ayuntamiento de Dos Hermanas (celebrado el 30 de diciembre) explicando el rechazo de Izquierda Unida a los Presupuestos Municipales para el 2012.

Cuando presentasteis los presupuestos utilizasteis la siguiente definición: «realista, austero y responsable, comprometido con los ciudadanos y sus necesidades, así­ como con la obligación de cumplir con el compromiso de estabilidad presupuestaria. Dando prioridad a las polí­ticas sociales y de empleo, para que las familias tengan un mí­nimo nivel de bienestar».

De esa definición, en Izquierda Unida sólo compartimos dos ideas: la de austeridad y la de la obligación de cumplir con el compromiso de estabilidad presupuestaria. Basta acudir a Google para comprobar que son dos conceptos polí­ticamente recurrentes. Lo utilizó el último gobierno de Zapatero, y tenemos 5 millones de personas desempleadas. Lo utilizó el de Griñán y tenemos más de 1 millón de personas desempleadas. Lo utilizó el presidente de Telefónica y despidieron a miles de trabajadores, al mismo tiempo que acabaron el año repartiéndose beneficios entre los accionistas.

Según el diccionario de la Real Academia, austeridad es «Severidad y rigidez en la forma de obrar o vivir». Como sinónimos están las palabras «dureza» y «aspereza». No dudamos que obráis con severidad y rigidez en estos presupuestos municipales.

Sabemos que un ayuntamiento no puede, con su presupuesto, sustituir el cien por cien del empleo que no son capaces de crear y ofrecer las polí­ticas de los gobiernos estatal y autonómico. Pero sí­ puede dar empleo y aplacar las tristes consecuencias sociales que produce el desempleo.

No se puede afirmar que en estos presupuestos municipales se da prioridad a las polí­ticas de empleo. En 2007, Dos Hermanas contaba con 12.446 personas demandantes de empleo, de las que 8.823 no estaban ocupadas. Ese año se invirtieron 5,5 millones de euros en el Plan Municipal de Empleo y Ayuda a la Dependencia. Eso equivale a una inversión de 623,37 euros por persona.

En noviembre de 2011, Dos Hermanas cuenta con 21.310 personas demandantes de empleo, de las que 16.581 no están ocupadas. Para este año se presupuestaron 7,5 millones de euros en el Plan Municipal de Empleo y Ayuda a la Dependencia. Eso supone una inversión de 452,33 euros por persona. Por tanto, en cuatro presupuestos, mientras el desempleo sube un 90 %, lo destinado al Plan Municipal de Empleo se ha reducido un 27,44 %. O dicho de otro modo, el gobierno municipal del ayuntamiento de Dos Hermanas ha bajado en más de una cuarta parte los gastos en necesidades sociales de empleo precisamente cuando más falta hacen. Y más falta harán en 2012, un año en el que nadie prevé que crezca la ocupación.

Para equipararse a 2007 (no mejorar: sólo equipararse), harí­a falta dedicar 9,525 millones de euros sólo en el Plan Municipal de Empleo y Ayuda a la Dependencia, tres más de los consignados para el año que viene.

En este contexto, nos cuestionamos que se dé prioridad al empleo. Tampoco se mejora en estos presupuestos el apoyo al pequeño y mediano comercio. Se sigue ofreciendo la zanahoria del urbanismo comercial y el palo de la escasez de recursos destinados a evitar que las calles comerciales de Dos Hermanas tengan cada vez más carteles de «se vende» o «se alquila».

No se da prioridad al empleo en un presupuesto donde se dedica a parques y jardines casi el mismo dinero que al Plan Municipal de Empleo. Tampoco se puede afirmar que en estos presupuestos municipales se da prioridad a las polí­ticas de empleo si miramos el capí­tulo de Inversiones: 8,86 millones en 2012, cuando en 2011 se presupuestaron 17,78 millones, el doble. Con la mitad de inversiones no se genera empleo, sino que se destruye.

Es cierto que no figuran inversiones del Estado. Y es cierto que aumenta la aportación de la Junta de Andalucí­a en partidas sociales. Pero eso contrasta con otras inversiones ya finalizadas que el Ayuntamiento de Dos Hermanas va a dejar de ofrecer a la ciudadaní­a. Tení­amos una Residencia de Mayores municipal. Cuando la tení­amos, se decí­a que era prácticamente única; pues bien, ya no la tenemos. A cambio, la inversión que se hizo en sus mismos terrenos va a servir para que la Junta de Andalucí­a cierre la Residencia de Montequinto. En términos absolutos, y al menos durante los próximos tres años, en vez de tener más plazas públicas para atención social a las personas mayores, donde antes habí­a 305 plazas disponibles (270 en Montequinto y 35 en Dos Hermanas), ahora sólo habrá 144, menos de la mitad. Todo, suponiendo que la nueva residencia se construya, que está por ver.

Una residencia municipal, gestionada desde lo público, genera empleo y no necesita repartir beneficios, como la empresa que cuida los parques y jardines.

Como contrapartida a eso, sí­ es cierta vuestra afirmación de que se va «a cumplir con el compromiso de estabilidad presupuestaria». Un año más, este gobierno local volverá a ser uno de los más saneados de España. No lo dudamos. Lo que dudamos es que la ciudadaní­a quiera oí­r que tenemos uno de los municipios económicamente más saneados en una de las ciudades con la tasa de desempleo más altas de la Unión Europea. Eso es lo que tenemos, y lo que, mucho nos tememos, vamos a tener a finales de 2012: unas cuentas tan inmaculadas como las de Telefónica, con una tasa de desempleo batiendo records.

Me dijo hace poco un amigo alemán, que vive desde hace 3 ó 4 años aquí­, que lo que más le sorprendió al principio, nada más llegar, paseando por la ciudad. fue ver enormes extensiones de terrenos desérticas, sin un alma, pero con sus calles asfaltadas y sus farolas bien puestas. Y que pasaban los meses y los años y eso seguí­a así­.

En su dí­a, Izquierda Unida se cuestionó el hipódromo. Decí­ais que iba a crear 120 puestos de trabajo directos. En estos momentos, el hipódromo sólo cuenta con 5 trabajadores: un encargado, un técnico, un administrativo y dos limpiadoras.

Como ocurrió entonces, mucho nos tememos que los grandes proyectos ya no son el gran impulso, sino el gran lastre que arrastra la ciudad de Dos Hermanas. Sabemos que la crisis es la principal rémora del progreso, pero aquí­ la rémora es más grande porque está basada en proyectos faraónicos cuyas negativas consecuencias también son faraónicas.

Mucho nos tememos que el esfuerzo polí­tico y, sobre todo, sus consecuencias económicas, estén lastrando más que alimentando las expectativas de progreso de la ciudad.

Vuestro esfuerzo polí­tico no se cuestiona, pero sí­ cuestionamos vuestra responsabilidad polí­tica. Quizá eso es lo que queréis decir que estos son unos presupuestos «responsables».

Decí­s que estos presupuestos son realistas. En Izquierda Unida pensamos que son la resaca de la borrachera del año electoral que ahora termina. No fuisteis realistas antes de las elecciones. Y pongo sólo dos ejemplos.

Un año más, y van por lo menos cinco, en estos presupuestos se vuelve a poner la estrella en el Plan Municipal de Viviendas. Lleváis 5 años y decenas de noticias publicadas con eso. Por no hablar de las dos promociones de Viviendas Protegidas en suelos privados, que tantos quebraderos de cabeza están provocando a sus compradores.

Cuatro dí­as antes de las elecciones municipales publicasteis en la prensa local que estaba «Desbloqueada la financiación de las VPO» del Plan de Viviendas. Así­, de una tajada, problema resuelto milagrosamente. En las páginas interiores del Especial «110 opiniones sobre Dos Hermanas», aludisteis al III Plan como «Un proyecto que ya es una realidad». Incluso llegasteis a afirmar que «consultado el alcalde, confirma la noticia de que, una vez pasadas las elecciones, los bancos y cajas sacarán adelante el proyecto».

Más de medio año después, el PSOE saca una nota de prensa en la que las frases más repetidas son «Negociaciones avanzadas con» y «Los promotores intentan reforzar su solvencia ante los bancos para conseguir financiación sin que hasta el momento se pueda dar más información sobre ellas».
Mientras las obras del tranví­a llevaban semanas paradas, a cuatro dí­as de las elecciones también publicáis que «La zona centro de la ciudad disfrutará próximamente del metro», afirmando que «Las obras del metropolitano en Dos Hermanas marchan a muy buen ritmo en el tramo que discurre por Entrenúcleos». Ahora, desde el gobierno local se reconoce el parón de la prolongación de la Lí­nea 1 hasta Las Torres y casco urbano de Dos Hermanas, con un pago de 576.755 euros que deberí­a estar supeditado a la «efectividad» de las actuaciones en la zona.

Cinco años, ya no mostrando la mitad llena de la botella, sino intentando convencer a los nazarenos y nazarenas de que la mitad vací­a también está llena.

No fuisteis realistas entonces, y lo hicisteis para ganar las elecciones. No sois realistas tampoco ahora. El realismo es otra cosa: es reconocer que no se puede soplar y sorber al mismo tiempo.

Estos presupuestos beben de ese soplar y sorber al mismo tiempo. Son, por así­ decirlo, la «cara oculta» de vuestra victoria en mayo de 2011. En primer lugar, como he dicho antes, porque para 2012 no se prevé ninguna inversión municipal nueva, porque no hay elecciones; en segundo lugar, porque se prevé más ingresos de los «buenos presupuestos de la Junta de Andalucí­a», porque hay elecciones autonómicas en marzo; en tercero, porque no se incluye ninguna inversión del Estado, a modo de crí­tica al nuevo gobierno conservador.

Compartimos el último argumento. Si criticamos la austeridad de los presupuestos municipales, es porque abunda en la misma filosofí­a de los presupuestos del Estado. De hecho, estamos convencidos de que Rajoy va a darnos la puntilla después de las autonómicas. Y nos preocupa que eso afecte aún más al escaso bienestar social (o medio-estar, como dice nuestro compañero Gaspar Llamazares) que queda a las personas menos desfavorecidas de Dos Hermanas.

En cuanto a la subida de ingresos provenientes de la Junta de Andalucí­a, tenemos nuestras dudas. Sabemos que están aprobados y presupuestados. Lo que no sabemos es si vamos a recibir lo prometido. Teniendo en cuenta el ritmo al que se han ido fundiendo planes como el PROTEJA o el MEMTA, a saber. Pero hay más motivos para la duda:

En los presupuestos del Parque Tecnológico, se afirma que la Junta debe a este ayuntamiento 591.712,18 euros de 2010 y 197.237,63 de 2011. Son casi 800.000 euros que hemos adelantado todos los nazarenos y nazarenas y que la Junta no nos ha pagado todaví­a. Entre otras cosas, con ese dinero ya estarí­an financiados los presupuestos del propio Parque Tecnológico.

Tampoco sabemos qué pasa en Megapark, donde las buenas noticias se avanzan al mismo tiempo que las malas. En este asunto, nos gustarí­a saber si es cierto que los propietarios del suelo expropiado han denunciado al Ayuntamiento o a Desados, y en qué medida se puede resolver judicialmente el asunto.

En Izquierda Unida estamos seguros de que habrá viviendas en Entrenúcleos. Estamos seguros de que, al final, tendremos ampliación del Polí­gono. Tarde o temprano, el tranví­a llegará a su sitio. Hasta que eso suceda, seguiréis sorbiendo y soplando a la vez.

Es cierto que una persona que vaya por las calles de la ciudad verá que no es una ciudad caótica. Las calles de los núcleos principales están limpios, se cuida el alquitranado, la señalización, no hay excepcionales problemas de seguridad ciudadana o de tráfico, etc.

Pero no estamos discutiendo aquí­ eso. Estamos hablando de los presupuestos, y con estos presupuestos la ciudadaní­a seguirá teniendo problemas sociales y de empleo, pero viendo lo bonito que están los parques y jardines de Dos Hermanas.

Para terminar, me gustarí­a decir una última cosa sobre los motivos por los que, ya puede deducirse, no vamos a apoyar los presupuestos del año próximo. En una entrevista previa a las elecciones municipales, nuestro alcalde dijo que «no sólo hay que saber escuchar a los vecinos y vecinas, sino además atenderlos». Estamos de acuerdo con eso. Pero también pensamos que hay que escuchar y atender a los vecinos y vecinas que no están de acuerdo con lo que se hace, o que propone otras cosas. Y los presupuestos municipales no pueden ser ajenos a eso.

Hace unos años, trajimos a Paula Garví­n, entonces concejala de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Sevilla, para que hablase de los presupuestos participativos. Cuando acabó la charla, le pedí­ su opinión sobre el tema a la ex concejala de Hacienda de Dos Hermanas, Ana Sánchez. No olvido lo que me dijo: que Toscano sabí­a muy bien lo que necesita la ciudad y que los presupuestos participativos sólo son útiles en tiempos de crisis.

No compartimos lo primero, ni lo segundo. Pero lo segundo lo podemos poner en marcha ya.

Acabo con una pregunta: Si en 2011 se ha gastado 710.000 euros en «Retribuciones de los órganos de gobierno», ¿por qué para 2012 se sube esa cantidad en 180.000 euros? ¿Va a haber más gente gobernando? ¿Se suben los sueldos en el gobierno local?

Gracias.