Pleno 7/2013: Universidad de Loyola (Vídeo)

Izquierda Unida habrí­a entregado ese suelo a la Universidad de Sevilla.

Texto í­ntegro de la intevención de nuestro portavoz, Manolo Lay, contra la entrega de suelo público municipal a una universidad privada de élite.

Pleno Extraordinario, 19 de julio de 2013.

Señor Alcalde:

Evidentemente es casualidad que se apruebe este asunto precisamente cuando se está debatiendo en el Parlamento del Estado la Ley Wert, de quien esta Corporación pidió la dimisión en el pleno pasado.

Siendo casualidad, seguro que el Ministro de Educación del PP estarí­a encantado con que en nuestra ciudad se apruebe hoy la entrega «de facto» de más 105.000 metros cuadrados a una universidad privada de una institución religiosa.

Más de 105.000 metros cuadrados a cambio de un canon que seguramente no se cobrará, durante 75 años, para una universidad de élite a la que no podrán tener acceso la inmensí­sima mayorí­a de los nazarenos y nazarenas.

Suelos equivalentes a 10 campos de fútbol para levantar una universidad privada a la que tendrán acceso futbolistas de élite -por seguir el sí­mil deportivo-; una universidad privada que ha duplicado el coste de las matrí­culas en cinco años; donde matricularse en carreras como Derecho cuesta la friolera de 6.600 euros, cuando en una universidad pública de Andalucí­a la matrí­cula ronda los 800 euros.

Suelos valorados en 3.692.217,66 euros, después de romper negociaciones con la Universidad Pública de Sevilla, tras un cruce velado de acusaciones en las que nuestro alcalde afirmaba que la Escuela Universitaria de Ingenieros Agrí­colas se habí­a gastado el dinero en otras cosas, mientras que la universidad afirmaba sentirse engañada porque nuestro alcalde ofrecí­a mucho menos suelo del que se habló inicialmente.

Nuestro grupo habrí­a entregado ese suelo a la universidad pública. Es evidente que las dificultades económicas son mayores, pero los beneficios sociales serí­an infinitamente mayores también. Tan evidente como que, hoy en dí­a, sólo la potente Iglesia católica es casi la única con poderí­o económico para levantar edificios en este paí­s, gracias a que recauda más que nunca desde la reforma que hizo Zapatero del IRPF y gracias a beneficios fiscales como la exención del IBI o el Impuesto de Construcciones.

La universidad pública también habrí­a generado empleo, y beneficios sociales, académicos, de integración, excelencia, y también empleo indirecto, igual que la privada, si no más. La excusa del empleo no sirve. También los casinos de Eurovegas van a crear empleo… ¿Habrí­a instalado este gobierno local Eurovegas en Entrenúcleos?

Sea como fuere, se va a aprobar y, Entrenúcleos traerá a la élite académica de corte religioso, esa que tanto le gusta al ministro de Educación del PP, que se unirá al proyecto de élite del hipódromo y al proyecto de élite de los presuntos campos de golf. Con una diferencia, eso sí­: probablemente, dentro de unos años, tal vez pocos, la única élite que quede activa sea la universitaria.

Gracias.

Ví­deo de la sesión plenaria (19 de julio de 2013)