Apoyo a la continuidad de Interoliva

De todos y todas es conocida la situación por la que atraviesa la empresa INTERNACIONAL OLIVARERA, S.A.U. (INTEROLIVA). Izquierda Unida quiere manifestar su preocupación por esta situación, por la repercusión que tanto para el empleo como para la imagen de nuestra ciudad tendría su desaparición.

No vamos a extendernos en hablar de INTEROLIVA, solo recordar que se trata de la única empresa que queda en Dos Hermanas, de entre todas las que existieron en su momento, con prestigio internacional, siendo una de las mayores exportadoras del sector, llevando el nombre de nuestra ciudad a más de 55 países.

La importancia de su actividad económica tiene un impacto directo e indirecto considerable y de una gran trascendencia para nuestra localidad, con una repercusión para el tejido social y comercial innegable.

INTEROLIVA se encuentra actualmente en “preconcurso de acreedores”, como consecuencia de la ruptura del acuerdo de refinanciación de la deuda contraída con motivo de inversiones anteriores, por parte del grupo bancario cuyo agente sindicado es Caixabank, una entidad bancaria que, no lo olvidemos, se encuentra intervenida por el Estado y ha recibido, por ello, fondos públicos pagados por todos los ciudadanos.

Con posterioridad a esta ruptura, Caixabank ha bloqueado cualquier intento de financiación por parte de la empresa, antes y durante la fase de “preconcurso de acreedores”, a la que tuvo que recurrir INTEROLIVA, en un intento de forzar la renegociación de un nuevo convenio sindicado, que le permita financiar unas ventas por valor de 30 millones de euros, financiación vetada con anterioridad por Caixabank.

INTEROLIVA ha conseguido, a pesar de la actitud negativa de Caixabank, mantener su actividad productiva, no exenta de dificultades, con el apoyo de los proveedores tanto para el mantenimiento de esta actividad, como para la renegociación de un nuevo convenio sindicado.

La decisión se encuentra ahora en manos de la autoridad judicial, de la que depende obligar a la banca a la negociación de un nuevo convenio que permita a la empresa financiar su cartera de pedido y, en consecuencia, el mantenimiento de su actividad.

Al menos para nuestro grupo político, es incomprensible la actitud de Caixabank, una entidad bancaria que, no lo olvidemos, se encuentra intervenida por el Estado y ha recibido, por ello, fondos públicos pagados por todos los ciudadanos. De mantenerse esta actitud, Caixabank pondría en riesgo el futuro de la empresa, quedando en poder de la banca todas las instalaciones, ya improductivas, por lo tanto devaluadas y difícilmente realizables, teniendo en cuenta la situación económica actual.

Nuestro grupo municipal ha mantenido, durante este periodo, relaciones, tanto con la empresa como con el sindicato mayoritario (Comisiones Obreras), intentando crear cauces que contribuyan al mantenimiento de la actividad empresarial y de los puestos de trabajo, facilitando asimismo contactos de la empresa con la Vicepresidencia de la Junta de Andalucía, recabando todos los apoyos posibles.

Por todo ello, nuestro Grupo Municipal de Izquierda Unida presentará en el próximo pleno una moción en la que solicitará el apoyo de la Corporación a todas las gestiones y acciones que conduzcan al mantenimiento de los puestos de trabajo y de la actividad empresarial. Además, se instará al ayuntamiento a manifestar su preocupación a Caixabank, con una fuerte implantación en nuestra ciudad, ante su comportamiento negativo ante este problema, de gran trascendencia para Dos Hermanas.

En la moción, Izquierda Unida solicitará al pleno el apoyo institucional a la firma de un nuevo convenio sindicado ante la autoridad judicial, así como recabar el mantenimiento del apoyo correspondiente ante la Junta de Andalucía y sus organismos.