Ahora van contra nuestro pueblo

¿Sabes que el Gobierno del PP quiere imponer una Ley contra nuestros pueblos y ciudades?

Están en peligro:

  • La atención a nuestros mayores y a personas dependientes
  • Las escuelas infantiles municipales
  • El mantenimiento de los colegios
  • El empleo público
  • Las oficinas de atención a la mujer
  • Las oficinas municipales de información al consumidor
  • Los recibos del agua o de la basura, subirán aún más

El PP hace una reforma laboral que aumenta el paro, rescata a los bancos que echan a las familias de sus viviendas, propone una reforma educativa para beneficiar a los ricos, y ahora va contra nuestros pueblos y ciudades.

¿Cómo es la Reforma Local que quiere imponer el PP?

La llamada “Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local” quita competencias y financiación a los Ayuntamientos provocando recortes y privatizaciones en los servicios municipales. Las privatizaciones afectarán a los usuarios, que tendrán peores servicios y más caros, y a los trabajadores que sufrirán despidos -40.000 en Andalucía y 200.000 en toda España-. La reforma local es un nuevo recorte contra los intereses de la gente.

Las Diputaciones asumirán la prestación común de muchos servicios de los Ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes, perdiendo la capacidad de gestionarlos directamente y estos serán privatizados.

La reforma elimina o pone en peligro diversos servicios y programas de los Ayuntamientos justo cuando más se necesitan: servicios sociales, de atención a la dependencia, a la discapacidad, los programas de promoción de la igualdad entre hombres y mujeres y de asistencia a mujeres víctimas de violencia de género, servicios de apoyo y formación para la búsqueda de empleo, escuelas de adultos e infantiles, escuelas de música, oficinas de información a los consumidores, etc.

¿Qué pasará si se aprueba esta Ley Anti-Ayuntamientos? ¿Qué podemos hacer frente a la Reforma Local?

Todos saldremos perdiendo: servicios privatizados, más caros y de peor calidad. Habrá aumento del paro en los pueblos y ciudades por los despidos y porque los Ayuntamientos perderán capacidad para dinamizar la economía local.

Hay alternativas

Los Ayuntamientos necesitan más financiación, más transparencia, más cercanía y más democracia, no menos. Esta reforma es otro ataque del Gobierno del PP que podemos parar si nos movilizamos. Defendamos la democracia local y Ayuntamientos al servicio de la gente y de nuestros derechos.

¡PAREMOS LA REFORMA LOCAL DEL PP!