Pleno 10/2013: Publicidad y ludopatía

Texto íntegro de la moción. Rechazada el 25 de octubre de 2013, con los votos en contra de PSOE y PP.

La Ludopatía es un trastorno reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que lo recoge en su clasificación Internacional de Enfermedades en el año 1992.

Evidentemente la existencia del trastorno aparece hace muchos siglos, probablemente con la actividad de apostar de manera habitual a juegos de apuestas, donde los resultados pudieran darse con cierta rapidez y por consiguiente el refuerzo positivo y negativo para el jugador también.

Este trastorno se encuadraba en los trastornos del control de impulsos no clasificados en otras categorías y se describía como una conducta de juego inadaptada, persistente y recurrente, que alterase la continuidad de la vida personal, familiar o profesional.

A poco que observemos podemos comprobar que el número de afectados por esta enfermedad ha aumentado de manera considerable en los últimos años, produciéndose gastos desproporcionados, tanto en juegos de apuestas legales como alegales.

El ludópata pierde de control en relación con un juego de apuestas, y esto le provoca distorsiones de pensamiento, emocionales y comunicacionales y efectos desastrosos en las relaciones familiares del jugador. El juego patológico o Ludopatía, es una adicción en la mayoría de los casos, por ello se habla de enfermedad crónica.

Algunos juegos de apuestas tienen una capacidad tan exagerada de afectar a ciudadanos de todo tipo, sin discriminar en edad, sexo, nivel cultural, nivel económico, personalidad, clase social, estructura genética.

A pesar de la aceptación y de la promoción social de la actividad que genera una imagen de los juegos de apuestas como actividades de ocio, diversión, distracción y asociadas a alegría y fortuna, como si no provocasen efectos en la salud mental de los participantes, se puede evidenciar una primera contradicción. Las autoridades, al prohibir el uso a menores de edad, ya aceptan, implícitamente, la peligrosidad de los juegos de apuestas y eso desmonta muchas explicaciones e intentos de atribuir toda la responsabilidad al jugador, como único responsable del trastorno que padece, sea a nivel social utilizando el término vicioso para describir al enfermo, sea alegando estudios “científicos”, estadísticos o razonamientos jurídicos, por parte de los beneficiarios de la actividad o de las propias administraciones.

Dicho esto, que es el extremo del propio término de la ludopatía, hay que reconocer que existen otros muchos juegos que, sin mediar apuestas, son tremendamente adictivos y pueden ocasionar la misma conducta y similar problemática.

En resumen: los juegos de azar son un gran negocio, pero con posibles efectos perniciosos y graves para la salud humana. Y lo primero no debe tener preferencia sobre lo segundo. Por tanto, conviene que las autoridades competentes sean rigurosas en la regulación de los juegos de azar, cosa que, viendo como prolifera la publicidad de éstos en los medios de comunicación a cualquier hora del día, consideramos que no se está cumpliendo en la actualidad.

Por todo ello el Grupo Municipal de IULV-CA somete al Excmo. Ayuntamiento Pleno la siguiente

MOCIÓN

El Excmo. Ayuntamiento de Dos Hermanas insta al Gobierno de la Nación a que regule la publicidad de los juegos de azar y demás juegos adictivos, de forma que, al igual que en el caso de la publicidad de tabacaleras se trata cuidar la salud física de fumadores y no fumadores, se prohíban anuncios de juegos para proteger la salud mental de jugadores y no jugadores.

Dos Hermanas, octubre de 2013

Lola Palacios Jiménez

Concejala de IULV-CA