#MontequintoNoSeCierra

IMAG1243

Seguimos insistiendo en que la Residencia Asistida de Mayores de Montequinto debe permanecer abierta. En esta ocasión, de nuevo por vía parlamentaria, nuestra diputada andaluza Marina Segura lleva una intervención al pleno del jueves 14 de noviembre, donde se hace hincapié en que «En noviembre del año 2012, a propuesta del grupo parlamentario de Izquierda Unida, se aprobó en Comisión de Salud y Bienestar Social una Proposición No de Ley en la que se instaba al Consejo de gobierno, a mantener el funcionamiento de la Residencia de Mayores y Grandes Dependientes de Montequinto, (…) así como a desbloquear los ingresos de personas en la misma y realizar las mejoras necesarias para prestar una atención social, digna y de calidad».

En su intervención, que realizará en el seno de una pregunta parlamentaria a la Consejera de Salud y Bienestar, Marina Segura recordará que «Durante los dos años y cuatro meses últimos, la situación que vive esta residencia de mayores de Montequinto está marcada por la polémica sobre su futuro. Los vecinos, trabajadores, usuarios y familiares y colectivos sociales y sindicales de Montequinto, han mostrado, en estos años su clara oposición al cierre del complejo residencial y su traslado al nuevo complejo que se está habilitando en Dos Hermanas pues este no se adapta a las necesidades y tampoco al número de plazas que puede albergar en relación a la de Montequinto».

En el pleno del jueves, al que acudirán los concejales de Izquierda Unida Dos Hermanas, Manolo Lay, Lola Palacios y Fran Gª Parejo, Marina Segura preguntará por «las previsiones que tiene la Consejería de Bienestar Social en referencia al futuro de la Residencia de Mayores», habida cuenta del «temor surgido en la ciudadanía» ante los últimos acontecimientos (relacionados con la publicación en el BOJA, durante el mes de julio pasado, de la salida a concurso de la compra de mobiliario para la residencia de Huerta Palacios) y de las recientes declaraciones de la Consejera, en las que se apuntaba un cambio de posición en este tema, anunciando que el traslado no sería definitivo, sino sólo mientras se realizaban unas obras de rehabilitación del edificio de la Residencia de Montequinto.