Sida y recortes

Con motivo del Día del SIDA, el Área de Juventud de Izquierda Unida de Dos Hermanas expresa su más enérgico apoyo a la lucha por la erradicación del VIH/SIDA y los derechos y libertades de las personas que conviven con el virus.

Ahora más que nunca, en un momento en el que nuestra democracia está secuestrada por los poderes económicos y financieros, reivindicamos más derechos y libertades y nos oponemos a que la exclusión social sea la norma en nuestra sociedad. Por ello, queremos denunciar la desatención del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Tras 2 años de recortes en materia de sanidad y la desaparición de la Secretaría del Plan Nacional sobre el Sida, los efectos comienzan a hacerse visibles. Las entidades sociales que atienden los usuarios a los que la administración no llega, han visto recortadas sus ayudas, siendo imposible en muchos casos mantener su actividad. Esto implica la desatención de un numeroso colectivo en situación de vulnerabilidad y exclusión social y el consiguiente aumento de infecciones por el VIH.

Tras la publicación, el pasado 21 de noviembre, de la resolución de subvenciones destinadas al VIH para el año 2013, se hace evidente cómo la atención a las personas usuarias de drogas, la respuesta al estigma y la discriminación o el fomento de la participación comunitaria han dejado de ser prioritarios, llegando a desaparecer en algunos de los casos.

A esto podemos sumar la inexistencia de un Plan Estratégico vigente para dar respuesta al VIH en nuestro país. Esta ausencia de políticas y de inversión en la respuesta al VIH pone en serio peligro a toda la ciudadanía  en un momento crucial a causa de la exclusión sanitaria y el copago farmacéutico impuesto por el Gobierno. Además compromete a nuestro país frente a la comunidad internacional, al ser imposible que lleve adelante los compromisos adquiridos previamente.

A día de hoy consideramos que no tenemos ningún motivo para sentirnos orgullosos: se ha reducido la inversión en un 75% por segundo año consecutivo, no se hacen campañas de prevención, se ignora a la sociedad civil, se retrasan las ayudas y se politizan las inversiones.

Es evidente que el interés de este Gobierno no es atender a las necesidades de la ciudadanía. Consideramos que es una irresponsabilidad y una imprudencia gravísima recortar la respuesta al VIH obviando el apoyo y la experiencia de la sociedad civil. Los recortes en materia de sanidad son inaceptables, en materia de VIH son además incomprensibles.

Elisa Moreno, Coordinadora Área Joven IU Dos Hermanas