Resolución sobre refugiad@s en Europa

Resolución aprobada por unanimidad en Asamblea Local celebrada el 24 de septiembre de 2015.

Desde el inicio de 2011 se viene produciendo en Siria una guerra civil que ya ha dejado más de 250.000 muertos, 7 millones de desplazados dentro de Siria y países limítrofes y 4 millones de refugiados fuera de la región. A pesar de ser la crisis que actualmente tiene el foco de la atención, no es la única que ha sucedido en tiempo recientes.

Desde hace años asistimos a diversas crisis humanitarias de personas desplazadas de sus lugares de origen por diversos motivos, muchos de ellos por cuestiones de graves atentados contra la libertad de conciencia.

A las cifras de desplazados sirios hay que añadirles las personas de otros países de esta zona del mundo que luchan por sobrevivir en países diferentes al suyo y la cifra seguirá aumentando de no solucionarse esta situación. Pero es que hay más de tres millones de refugiados en el África subsahariana y sólo se ha ofrecido reasentamiento a una pequeña parte de ellos. Y más de un millón de refugiados, hoy, necesitan urgentemente ayuda y apoyo para poder sobrevivir, sin que la comunidad internacional haga prácticamente nada.

Desde Izquierda Unida Dos Hermanas queremos denunciar el juego sádico al que l@s “grandes líderes” de nuestro mundo juegan desde hace muchos años en pro de sus propios intereses utilizando como marionetas a los gobiernos de los países de origen de las personas que se ven obligadas a huir.

No es lógico que, con la excusa de la acción humanitaria, se enarbole con tanta facilidad la bandera de la guerra y se vuelva a poner en marcha la misma maquinaria que ha provocado esta situación. La UE y EE.UU demuestran, una vez más, que solo entienden el lenguaje de las armas y los que ayer eran “amigos” y fueron promocionados hoy son el “enemigo” perfecto para iniciar una guerra.

Los refugiad@s que hoy piden asilo, son los exiliados de nuestra guerra, obligados como nosotros a un exilio provocado por una guerra no provocada por l@s más perjudicad@s. La UE y España, como parte de esta, deben tener las puertas abiertas por razones fundamentales: fraternidad y correponsabilidad.

Por ello, IULV-CA Dos Hermanas pide concreción y coordinación transversal en la políticas de acogida para evitar entre otras cosas que se genere una ola de racismo y xenofobia.