Pleno 9/2018: Moción sobre uso turístico de viviendas de alquiler.

El actual modelo turístico responde a una lógica de burbuja: maximizar los beneficios de una minoría en el menor tiempo posible sin reparar en los estragos que el fenómeno ocasiona en la mayoría social y las devastación que a medio y largo plazo ocasiona en la vida de las personas y en la propia economía.

Asistimos a un modelo turístico intensivo y depredador que está destrozando el equilibrio de usos de las ciudades sin que se estén impulsando medidas preventivas, correctoras y compensatorias.

Bajo la amable etiqueta de “economía colaborativa” se camuflan multinacionales destinadas a la especulación digital, enriqueciéndose a base de publicitar actividades, en gran medida ilícitas, de alquiler de una parte de nuestras ciudades que sufren el proceso de reconversión descontrolada de viviendas en negocios turísticos.

Este “boom” de pisos turísticos también está provocando la gentrificación de nuestras ciudades, un proceso de revalorización de un barrio de clase obrera que se ve desplazado por población de mayor nivel adquisitivo… o por turistas. Es decir, una zona, generalmente degradada y con una población sin muchos recursos económicos se rehabilita para dejar paso a otro sector de la población.

La explotación de los recursos históricos-patrimoniales para la atracción de turistas también ha generado procesos de “terciarización”, que han acelerado el vaciamiento de algunos centros urbanos. Nuestras ciudades se están convirtiendo en parques de atracciones, con el consiguiente alejamiento de la población residente de sus espacios públicos y barrios además de alterar su cultura y forma de vida.

Los estragos del fenómeno alcanzan a nuestro comercio local de cercanía que está siendo sustituido por franquicias con la pérdida de identidad, encarecimiento de precios y precarización de las condiciones laborales.

A esto habría que sumar la ocupación del espacio público para fines privados (veladores, carteles, alquiler de patinetes, quioscos para la venta de entradas…), que contribuyen a la creación de una ciudad-escaparate, una ciudad tematizada y mercantilizada para el turismo.

Pero no sólo está en juego el derecho a la ciudad, también lo está el derecho constitucional a la vivienda. Las ofertas de alquiler son cada vez más escasas y caras. La proliferación de plataformas de “economía colaborativa” han sacado del mercado tradicional de arrendamiento centenares de inmuebles que ahora se ofrecen únicamente a turistas. La golosa rentabilidad del alquiler turístico, que puede ser cuatro veces superior al tradicional, ha cambiado por completo la situación.

No se puede olvidar tampoco el impacto que el auge de las viviendas con fines turísticos tiene dentro del sector hostelero. Existen diferencias tributarias y normativas que crean una “competencia desleal”, como también pasa en otros sectores de la economía colaborativa: coches compartidos VS taxis, por ejemplo.

Por todo ello el Grupo Municipal de IULV-CA somete al Excmo. Ayuntamiento Pleno la siguiente MOCIÓN.

  1. Iniciar una campaña, contando con la colaboración ciudadana, para detectar viviendas turísticas sin licencia. Promover la colaboración y el compromiso de los y las visitantes para combatir la economía sumergida y también estableciendo medidas de protección a los vecinos o vecinas ante las molestias ocasionadas por estos alojamientos1. (presentación de quejas, asesoramiento, pérdida de licencia por puntos ante la reiteración de conductas contrarias a la convivencia comunitaria, etc…)

2. Instar a la administración autonómica y estatal a fin de prohibir la publicidad y comercialización en plataformas digitales y otros medios de los negocios turísticos ilegales. Las sanciones económicas deben tener la entidad suficiente como para excluir la rentabilidad del incumplimiento de la norma reguladora.

3. En materia fiscal, que se estudien las siguientes posibilidades para recogerlas en el proyecto de Ordenanzas Fiscales, atendiendo siempre que se pueda a criterios de progresividad (número de plazas de la vivienda turística, superficie total…):

  • Creación de una tasa por inicio de actividad/registro a modo de “compensación” a la ciudad.

  • Aplicación del tipo diferenciado en los diferentes tributos, al tratarse de inmuebles que no tienen un uso residencial.

  • Aplicación de importes diferenciados en la tasa de basuras.

4. Instar a la Junta de Andalucía a que dote de mayor transparencia al Registro de Turismo Andaluz (RTA) para que los datos de las viviendas con fines turísticos registradas sean accesibles y públicos para cualquier ciudadano.

5. Instar a la Junta de Andalucía a que dote de medios materiales y personales la labor de inspección turística y a iniciar el proceso para la actualización del régimen sancionador de la Ley 13/2011, del Turismo de Andalucía.

Fran García Parejo, Portavoz IULV-CA

Dos Hermanas, septiembre 2018

Vídeo del pleno