Etiqueta: memoria

Ricardo Limia: “Yo fui un esclavo del franquismo”

Ricardo recibe a Público en Dos Hermanas (Sevilla), donde vive junto a su hijo, José Luis, en una casa próxima a Los Merinales. “Tras estallar la guerra, me escondí un año por la sierra de Huelva, junto a otros milicianos. De allí salió un destacamento de mineros de Huelva a la Pañoleta para luchar en el frente. Fue un engaño. Los mataron a todos. Yo me salvé porque iba detrás en una moto”, cuenta Ricardo, que a veces vacila y otras se emociona durante el relato. “Todas las noches dormía escondido detrás de un árbol con un ojo abierto. La gente era mucho más mala que ahora”, repasa. Tras ser reclutado a la fuerza y descubierto su plan para pasar a la zona republicana, fue condenado a cadena perpetua en 1937, pena conmutada luego por trabajos forzados. A sus 21 años y habiendo sido secretario general de las Juventudes Socialistas Unificadas de Riotinto, era carne de canal.

Sobre la reserva de suelo para el Memorial Los Merinales

Manolo Lay opina sobre la reciente moción aprobada en el ayuntamiento de Dos Hermanas.

Pleno 7/2010: Reserva de suelo para el Centro de Interpretación de Los Merinales

Nuestro Grupo Municipal ha presentado a los restantes grupos del ayuntamiento una propuesta de moción cuyo objetivo es asegurar la reserva de uso de los suelos del antiguo Campamento de los Merinales como Centro de Interpretación para la Recuperación de la Memoria Histórica. En principio, contamos con el apoyo del grupo socialista, por lo que la moción se presentará de forma conjunta por ambos grupos y ya queda así­ garantizada su aprobación en el pleno del 23 de julio.

El Arenal, mayo 2010

Ya puedes leer aquí­ nuestro boletí­n mensual El Arenal, correspondiente al mes de mayo. Si vives en Dos Hermanas, también puedes suscribirte en su formato papel, que te enviaremos gratuitamente…

Pegatinas de Falange

ManoloLay.com. Parece que se fueron, pero siguen ahí. Parece que no forman parte del dí­a a día, de nuestra vida cotidiana, pero nunca desaparecieron del todo y, lo que es peor, resurgen cada vez que alguien pretende sacar los trapos sucios del letargo histórico, de la memoria olvidadiza, de la conciencia inconsciente.