Cómo impedir el debate de los presupuestos

ayuntamientoEl gobierno de Toscano ha vuelto a repetir lo mismo de todos los años: convocar el pleno de aprobación de los Presupuestos municipales del ayuntamiento sin entregar a tiempo la documentación a la oposición para estudiarlos ni, mucho menos todaví­a, para ofrecernos la opción de presentar enmiendas.

En concreto, lo más importante de las cuentas del 2010 (como el Informe de Alcaldí­a, por ejemplo) nos fue entregado el dí­a 23 de diciembre, a 6 dí­as del pleno, con cuatro dí­as festivos de por medio (incluyendo nochebuena y navidad) y sólo un dí­a laborable previo al pleno»¦ para desgranar en qué se van a invertir más de 17 mil millones de las antiguas pesetas.

Todos los años se repite esa misma historia. Pero este año, nuestro grupo municipal no ha hecho lo mismo que todos los años. Con fecha 23 de diciembre, nuestro portavoz municipal, Manolo Lay, junto al portavoz del PP, presentaron en la Secretarí­a del Ayuntamiento un escrito dirigido al alcalde, en el que se decí­a lo siguiente:

«Esta claro que con la perspectiva de la celebración del pleno correspondiente para el martes 29 de diciembre próximo, no queda tiempo material para el estudio de estos presupuestos, ni para la preparación y presentación de enmiendas, ni para su estudio por parte del equipo de gobierno municipal».
«Por lo tanto, los grupos municipales Popular y de Izquierda Unida, solicitan el aplazamiento de este pleno para mediados del próximo mes de enero».

Pese a esta petición, el gobierno local decidió mantener la fecha de celebración del pleno para el 29, lo que motivó que Izquierda Unida celebrara una rueda de prensa para comunicar que nuestro grupo municipal no asistirí­a al mismo, y que esa ausencia se comunicarí­a por escrito al alcalde.

En la rueda de prensa, Manolo Lay comparó el debate de los presupuestos municipales con la pelí­cula de Bill Murray sobre el Dí­a de la Marmota, donde, por mucho que hiciera su protagonista, siempre ocurrí­a lo mismo una y otra vez. Para nuestro portavoz, «Esta falta de interés por que los grupos conozcan con normalidad los presupuestos del ayuntamiento significa que al gobierno local le da igual nuestra opinión y, lo que es peor, deja bien claro que ni siquiera se molestarí­an en leer nuestras propuestas. No es un problema de legalidad, sino de actitud, porque si se cumpliese la legalidad tendrí­amos que tener los documentos en octubre».

Manolo Lay advirtió que «nuestra postura pretende servir para que el año próximo cambien las tornas», aunque «dudamos que así­ sea, porque es probable que al alcalde no le interese el debate». Además, consideró lógica la petición de aplazamiento, «y tampoco serí­a la primera vez, porque en 2008 los presupuestos de 2008 no se aprobaron a finales de 2007 sino en marzo de ese mismo año, eso sí­, entregándonos la documentación dos o tres dí­as antes del pleno».

Por último, el portavoz de Izquierda Unida anunció también que «evidentemente, nuestro grupo presentará una valoración de los presupuestos a mediados de enero, cuando los hayamos estudiado detenidamente»Así­mismo, Manolo Lay calificó como «falsas y cí­nicas» las opiniones de Agustí­n Morón yToscano sobre las pocas ganas de trabajar, la falta de respeto y el tiempo disponible para el estudio de los documentos, cuando la verdad es que el informe de la alcaldí­a e incluso la popia convocatoria de pleno se han producido fuera del plazo legal.

Puedes leer más sobre la opinión de Manolo Lay en su blog.