11 de julio: Concentración de apoyo a los trabajadores de Crown

Crown2Los compañeros de la Fabrica de latas de Dos Hermanas llevan en huelga desde el 2 de mayo sin que la empresa dé señales de negociación, por ello, las mujeres de los trabajadores hemos decidido dar a conocer la situación de nuestros maridos al resto de la ciudadania y para ello os convocamos el dí­a 11 de Julio a las 8 de la tarde en la Plaza del ayuntamiento de Dos Hermanas.

MANIFIESTO DE LA COMISIÓN DE MUJERES DE LOS TRABAJADORES DE LA FíBRICA DE LATAS

En los tiempos que corren, existen dos tipos de empresarios:

El primer tipo es el del empresario inteligente, que sabe que el máximo capital de su empresa es el humano. Por tanto, es el empresario que cuida de las condiciones de sus trabajadores y obtiene como resultado un trabajador que está encantado de ocupar el puesto de trabajo que ocupa, comprometido con las necesidades de su empresa y con una relación jefe-trabajador, que disminuye en su verticalidad para hacerse mucho más fluida.

El segundo tipo, no obstante, es el de un empresario tosco, obsoleto, que no se encuentra al corriente de las necesidades laborales en los tiempos que corren, que explota en la medida de sus posibilidades, que no comparte beneficios con sus trabajadores, y que, cuando éstos menguan, repito, menguan (no desaparecen), es de su capital humano del que intenta extraer un beneficio mayor, mediante el chantaje, la insidia y la coacción, entre otras armas.

La Crown, se corresponde con este segundo tipo de empresario. A pesar de ser una compañí­a con beneficios, intenta recortar los derechos obtenidos por sus trabajadores con malas artes. Estos derechos, estas condiciones favorables, señores, no les han caí­do del cielo a estos trabajadores, son el fruto de años de una ferviente actividad sindical en el interior de los muros de la «fábrica de latas», y ahora, mediante la aplicación errónea de una nueva ley laboral, se los quieren quitar de un plumazo.

Pero no, ahí­ esta ese capital humano, jóvenes y veteranos de la Crown que, cogidos de la mano, nos vuelven a demostrar a sus hijos, sus mujeres, sus familias, de qué pasta están hechos. Frente al chantaje y la coacción, la respuesta es el compañerismo, la solidaridad, la honestidad, y la lucha porque a sus familias no se les robe lo que es suyo.

A quienes pensaban que los jóvenes de hoy dí­a estén dormidos, que se pasen por la puerta, porque bajo un toldo similar al de la huelga del año 92 (y otros años anteriormente, ya digo que sus condiciones de trabajo no cayeron del cielo), con el mismo Sol de justicia, podrán encontrar a estos jóvenes, luchando por sus derechos y sembrando en sus hijos el sentido de la justicia y de que la clase obrera no es algo a lo que se pueda echar por tierra con facilidad. Dejan estos jóvenes- y junto a ellos, sus mujeres, pilar básico- una
herencia impagable para sus hijos, no solo económica, sino moral, de honestidad y de integridad y de valor democrático.

Allí­ también se encuentran otros no tan jóvenes, pero que aportan su experiencia, sus canas. Porque las canas, no lo duden, van de la mano de la integridad como ser humano a través de los años. Aportan su lucha en la misma medida que los jóvenes. Qué pena tener que pasar tantas veces por la misma situación.

Por ello, desde aquí­, damos las gracias y la enhorabuena por ese ejemplo de moralidad y de valores que sois, vosotros, los de la Crown. Sois poseedores, en vuestra gran mayorí­a de algo que no se puede comprar con dinero, la HONESTIDAD. ¿ A alguien le parece poco? Todas las acciones del ser humano tienen consecuencia, pero las peores consecuencias, son las de la inactividad.